Velos e identidades

LA PÓLEMICA SOBRE EL BURKA Y LOS VELOS que ocultan la identidad de la persona no puede eludirse bajo el pretexto de que es artificial, importada de otros países, como Francia, y que aquí no es un problema. En el planteamiento de la polémica puede haber en muchos casos posiciones excluyentes que rechazan lo diferente, lo que se desconoce. Pero dentro del respeto cultural y de la tolerancia habrá que admitir que no respetan tales principios esas sociedades y esos grupos sociales que imponen como norma obligatoria el velo a la mujer y mucho menos aquellas formas que anulan totalmente la personalidad como el burka. El respeto, la tolerancia y la libertad han de ser también valores de las sociedades de religión musulmana. No se imponen, como creyó Bush, pero han de penetrar esas realidades. No es coherente que la defensa de una sociedad aconfesional y laica varíe en función de una u otra confesión religiosa, de una u otra realidad sociocultural. Habrá que reconocer también que la seguridad guarda relación con que las personas puedan ocultar su identidad en espacios públicos.

ANTAS DE ULLA Y PANTÓN
El fin de semana gastronómico, que forma parte de la identidad lucense, estuvo en Antas de Ulla con el queixo de Arzúa-Ulloa y en Pantón con el vino. Éxito de público en ambas citas que también ayer atrajeron a los políticos. El queso Arzúa-Ulloa y el vino de la Ribeira Sacra son dos productos de dos denominaciones de origen que han evolucionado hacia los mercados y hacia objetivos de calidad en los procesos de elaboración. La excelencia es la mejor garantía para ganar a los consumidores. El vino de la Ribeira Sacra goza hoy de prestigio fuera de Galicia. Como demostración están las puntuaciones del gurú estadounidense Parker a vinos de esta denominación. Y el queso de Arzúa-Ulloa es sinónimo de queso de Galicia.

Comentarios