Lunes. 19.11.2018 |
El tiempo
Lunes. 19.11.2018
El tiempo

Varias autonomías niegan las cifras atribuídas por Hacienda

Varias Comunidades Autónomas, con Andalucía a la cabeza, han negado hoy las cifras de déficit que les atribuyó ayer el Ministerio de Hacienda, y muchos gobiernos autonómicos del PP han achacado las suyas a las políticas del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Han sido los propios presidentes autonómicos, o, en su defecto, sus consejeros de Economía los que ha salido al paso de las cifras aportadas por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y han defendido las medidas que cada uno está aplicando para contener el déficit.

En nombre del Gobierno andaluz, su presidente, José Antonio Griñán, ha avanzado que presentará alegaciones a las cifras del déficit andaluz presentadas por el Estado y que sitúa a esta comunidad en el 3,22 por ciento al cierre de 2011. Según ha explicado, no se ha computado el montante de 1.504 millones de euros acordados en la comisión bilateral entre ambos gobiernos y que son resultado de las inversiones en los ejercicios de 2008 y 2009

El Gobierno de La Rioja, del mismo signo político que el de Mariano Rajoy, ha discrepado de las cifras atribuido y ha asegurado que cerró 2011 con un déficit del 1 por ciento del PIB y no del 1,97 como ha señalado el Ministerio de Hacienda. Lo ha explicado el propio presidente de la Comunidad, Pedro Sanz, quien ha opinado que la diferencia se debe a que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero dio cada año datos erróneos de financiación. La oposición en La Rioja apunta a que los datos falsos pueden provenir del propio Gobierno de Sanz y ya ha pedido explicaciones.

También el consejero de Economía de Navarra, Álvaro Miranda, ha recalcado que su Gobierno no está de acuerdo con el dato del 1,89 por ciento de déficit facilitado por el Ejecutivo central y ha señalado que no sabe de dónde habrá salido esa cifra.

LOS PRESIDENTES DEL PP CULPAN A ZAPATERO

La mayoría de presidentes autonómicos del PP ha encontrado en el Gobierno de Zapatero la justificación a sus malos datos y, así, la de Castilla- La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha acusado al PSOE de ser el "pirómano" de la situación y ahora pretender apagar el fuego criticando al Gobierno.

El presidente de Melilla, Juan José Imbroda, ha acusado al Gobierno de Zapatero y a otros ejecutivos autonómicos salientes de haber dejado a España "hecha un asco", y el vicepresidente murciano, Juan Bernal, ha apuntado al último modelo de financiación aprobado como uno de los factores de la situación actual.

Esperanza Aguirre, presidenta de la única comunidad que ha cumplido con los objetivos, Madrid, ha elogiado los esfuerzos realizados por su Ejecutivo para reducir gastos y "recortar allí donde se podía recortar".

Por su parte, Cataluña ha achacado la culpa de su déficit (el 3,72 por ciento del PIB) al Estado, ya que, según ha explicado el portavoz del Gobierno de Artur Mas, Francesc Homs, es consecuencia de los 2.200 millones de euros que le debe aún a Cataluña por la disposición adicional tercera del Estatut y el Fondo de Competitividad.

Carlos Aguirre, consejero vasco de Economía y Hacienda, ha atribuido fundamentalmente a la caída de ingresos la subida del déficit vasco hasta el 2,54 por ciento en 2011.

La presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha considerado que gracias al trabajo que en los últimos meses ha llevado su gobierno, la comunidad ha cerrado 2011 con un déficit menos abultado del previsto (que era de un 2,88 por ciento).

También ha elogiado sus propias medidas el presidente de Extremadura, José Antonio Monago, quien ha afirmado que si no hubiera actuado desde el "minuto cero", su comunidad habría cerrado 2011 con un déficit del 7 por ciento y no del 4,59, como finalmente ha sido.

APOYO AL ACTUAL GOBIERNO

Ha sido el consejero de Hacienda de la Comunidad valenciana quien ha salido en defensa de su Gobierno asegurando que está haciendo los deberes con medidas de austeridad y control del gasto público que tendrán sus primeros efectos este año.

En línea con ello, el consejero de Hacienda de Asturias, Ramón del Riego, ha advertido de que el déficit del Principado habría sido mucho mayor de no haberse adoptado medidas de contención.

La dificultad de reducir más el déficit ha sido puesta sobre la mesa por el consejero de Economía de Canarias, Javier González Ortiz, quien ha reconocido que es difícil bajarlo más.

Muy claro ha sido el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, quien ha asegurado que su Gobierno no tiene "un euro", que los problemas de liquidez van a continuar y que la economía regional no soporta otro año más como 211, en el que se ingresaron 560 millones de euros más de los que se ingresaron.

La consejera de Hacienda de Castilla y León, Pilar del Olmo, ha atribuido a la deuda sanitaria los cerca de 500 millones con los que ha sobrepasado el límite de déficit en más de un punto, hasta llegar al 2,35 por ciento del PIB, y ha reconocido que implicará la aplicación de un plan de reequilibrio.

Varias autonomías niegan las cifras atribuídas por Hacienda
Comentarios