Martes. 11.12.2018 |
El tiempo
Martes. 11.12.2018
El tiempo

Valdevara tiene restos de entre 17.000 y 3.500 años

DSC01900.JPG
DSC01900.JPG

Los arqueólogos que este mes trabajan en las cuevas de Valdevara (Becerreá) recibieron este martes la visita de Senén Barro, rector de la Universidade de Santiago de Compostela (USC), a quien le mostraron los sondeos que se están realizando en los yacimientos desde hace tres años, y en los cuales se han encontrado diferentes restos arqueológicos de gran interés.

Barro se desplazó hasta la zona, puesto que la USC es la institución que coordina los trabajos, en colaboración con la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona, de la que proceden los codirectores de la excavación, Manuel Vaquero y Susana Alonso.

Los trabajos arqueológicos se encuentran todavía en una fase preliminar de la excavación, siendo ésta su tercera campaña, en la que se trabaja en cuatro sondeos distintos, tanto en el interior de las cavidades como en la entrada a las mismas, para determinar el interés científico.

Dentro de la cueva se han encontrado restos animales, diversas herramientas y utensilios de cerámica, e incluso adornos hechos con conchas marinas, que han sido datados como los más antiguos hallados en todo el noroeste peninsular, pertenecientes al Paleolítico Superior final, con una antigüedad de 17.000 años.

Ya en el exterior, los restos hallados fueron identificados como restos de tres individuos infantiles, con una antigüedad de unos 3.000 años, que pertenecen a la Edad del Bronce.

Vaquero comentó que "hemos hallado restos que nos dicen que las cuevas fueron ocupadas en diferentes periodos", los restos más antiguos tienen cerca de 17.000 años y los últimos 3.500. "Es un periodo muy grande que se sitúa entre el Mesolítico y el Paleolítico Superior final, y que intentamos relacionar entre sí".

A la zona de los yacimientos también se desplazó Ramón Fábregas Valcarcel, catedrático de prehistoria de la USC y coordinador de las diferentes excavaciones que se están realizando en la provincia de Lugo (en la cueva Eirós, en Triacastela; en la cuenca del Miño, en Monforte, y en la cueva do Xato, en Folgoso do Courel). Fábregas aseguró que existe "una secuencia bastante compleja y completa de la ocupación".

El rector destacó "la colaboración recibida por las distintas instituciones, y por la gente de Becerreá", y admitió que le gusta mucho visitar en persona los proyectos que coordina la Universidade de Santiago, o en los que colabora, "ya sea en un laboratorio o en una excavación, como es el caso".

Conocidas por los vecinos
Susana Alonso, colaboradora del Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social, trabaja hoy en día como codirectora de las excavaciones que se están llevando a cabo en  Valdevara.

Estas cuevas han sido conocidas por los vecinos de Becerreá desde hace mucho tiempo, y como comentó este martes Claudio Vázquez, concejal de Cultura y Deporte, "los niños siempre curiosearon por la zona jugando en las cavidades, y la gente mayor se refugiaba en ellas cuando se ponía a llover".

Pero no fue hasta que Carmelo Alonso, padre de Susana, recogió los primeros restos arqueológicos en los años sesenta, que se empezó a dar importancia científica a las cavidades de la zona.

Durante el mes de julio, Susana Alonso se encuentra trabajando por tercer año consecutivo en los yacimientos becerrenses descubiertos por su padre, en los que, hasta la fecha de hoy, se hallaron los restos más antiguos que se conocen en el noroeste de la Península Ibérica.

Valdevara tiene restos de entre 17.000 y 3.500 años
Comentarios