sábado. 23.11.2019 |
El tiempo
sábado. 23.11.2019
El tiempo

Unas 64 personas murieron por la represión del régimen

Al menos 64 personas murieron hoy por la represión del régimen de Bachar al Asad en distintos puntos de Siria, pese a la visita de un equipo de observadores de la ONU, informaron los opositores Comités de Coordinación Local.

El grupo destacó que al menos 36 personas perdieron la vida en la localidad de Latmaneh, en la provincia central de Hama, en "una masacre" cometida por las fuerzas gubernamentales, aunque no descartó que el número de víctimas aumente.

Los Comités explicaron que el ejército cercó Latmaneh al amanecer y la bombardeó de forma indiscriminada.

Muchos edificios se derrumbaron por los ataques con sus residentes dentro, apuntó el grupo opositor, que agregó que tras dos horas de bombardeo, los soldados irrumpieron en Latmaneh y abrieron fuego contra todo lo que se movía.

Por otro lado, al menos diecisiete personas fallecieron en el bastión opositor de Homs (centro), la mayoría en el municipio de Dir Baalbeh, según los Comités, que señalaron que también hubo muertos en la periferia de Alepo (norte), la segunda ciudad del país.

Entre los muertos en Homs, hay un joven periodista de la ciudad, Anas Helwani, de 17 años, que pereció en el municipio de Yuret Sheij por los disparos de un francotirador.

Helwani fue disparado cuando fue a buscar ayuda para otro activista, identificado como Beebars Talawi, que había sido abatido por un francotirador, destacó la organización opositora.

El joven yació durante seis horas malherido en la calle sin que nadie pudiera asistirle por el peligro de ser disparado hasta que algunos hombres pudieron rescatarlo con una barra de metal.

Sin embargo, al final el menor falleció por las heridas sufridas.

Asimismo, la ciudad de Al Rastan, en la provincia de Homs, es hoy escenario de violentos enfrentamientos entre las fuerzas armadas y el opositor Ejército Sirio Libre (ELS), reveló a Efe su número dos, Malek Kurdi.

Desde Turquía, Kurdi afirmó en una conversación telefónica que los soldados desertores repelen los intentos de ejército sirio de irrumpir en Al Rastanm, mientras ataca con artillería la ciudad.

"Esto se da en el marco de la gran campaña desarrollada actualmente por el régimen para ganar tiempo y definir la situación antes del 10 de abril", consideró Kurdi, quien destacó que Damasco "cree que el nuevo plazo otorgado por el Consejo de Seguridad le da legitimidad para continuar con sus crímenes".

Estas informaciones no ha podido ser verificadas de manera independiente por las restricciones impuestas por el régimen sirio a los periodistas para trabajar.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó la represión de ayer y advirtió a Damasco de que el plazo acordado para el cese total de hostilidades "no es una excusa para seguir con las masacres".

El plazo del 10 de abril para cumplir el plan de paz propuesto por el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, Kofi Annan, que implica el cese de los movimientos de tropas hacia las ciudades, del uso de armamento pesado y la retirada militar de los centros de población, "no es una excusa para seguir con las masacres", dijo Ban.

Según esa iniciativa, que el Gobierno del presidente sirio, Bachar al Asad, se ha comprometido a cumplir, el fin total de las hostilidades tiene como plazo límite las 05.00 horas GMT del próximo 12 de abril.

Unas 64 personas murieron por la represión del régimen
Comentarios