domingo. 15.09.2019 |
El tiempo
domingo. 15.09.2019
El tiempo

Una madrileña compra la aldea abandonada de Granda para "recuperarla"

Parte de las casas de Granda
Parte de las casas de Granda
Gloria Arribas adquirió el paraje, de más de 50.000 metros cuadrados, para "recuperarlo"

Cada vez son más las personas que buscan refugio y liberarse del estrés de las grandes ciudades en los paraísos naturales de nuestra geografía, y el medio rural, que lucha contra la despoblación, los acoge con los brazos abiertos. La madrileña Gloria Arribas lo sabe muy bien y acaba de comprar una aldea abandonada cerca de Ribadeo de nada menos que 50.000 metros cuadrados. El espacio se denomina Granda y se localiza a unos diez kilómetros de la villa. "Ten unha vivenda habitable e outras nove para restaurar", puntualiza José Rodil el responsable en la zona del portal inmobiliario aldeasabandonadas. com, quien vendió el paraje.

Arribas, madrileña natal y economista de profesión, explica que encontró esta aldea un buen día buscando en internet: "Descubrí el portal aldeasabandonadas.com de casualidad y me puse en contacto con José, quien me enseñó Granda y me enamoré nada más verla", dice. "Desde siempre me ha encantado esta zona, ubicada entre el mar y la montaña. Quería escapar del bullicio de la ciudad y por eso la compré", explica.

Esta economista, que ya se ha trasladado en solitario a vivir a una de las viviendas de su aldea, asegura que no pretende darle ningún uso turístico a la zona, pues lo que quiere es recuperarla. "Quiero restaurarla y me encantaría poder arreglar este paraje para devolverlo a como era antes, con sus casitas de piedra y todo tal y como estaba antiguamente" explica. De hecho, Arribas ya se ha puesto manos a la obra y estos días ha contratado a un experto para desbrozar toda la zona. "Me recordaba al cuento de la Bella y la Bestia, todo lleno de zarzas", relata con gracia.

Esta madrileña afirma que aún le queda mucho trabajo por delante pero dice que conseguirá su objetivo. " Tengo que contratar a electricistas, fontaneros y profesonales de todo tipo para arreglar todo esto pero poco a poco lo conseguiré. Es una pena que parajes tan hermosos se estén deteriorando y estén totalmente olvidados y descuidados", comenta.

La economista asegura que está "encantada" con su nueva residencia: "Me gusta mucho el aire puro, el paisaje es muy hermoso y los vecinos son encantadores", dice. Además, Arribas está descubriendo los secretos de su nuevo paraíso, pues asegura que Granda tiene dos hórreos catalogados por Patrimonio. "Hoy mismo fui al Concello a informarme de estas reliquias que se esconden en el medio de la maleza". "Valoro mucho los pequeños detalles como despertarme y escuchar los pájaros, son cosas que en una ciudad no podría disfrutar. Por eso no cambiaría por nada este pequeño paraíso", concluye.

Una madrileña compra la aldea abandonada de Granda para "recuperarla"
Comentarios