sábado. 12.06.2021 |
El tiempo
sábado. 12.06.2021
El tiempo

Una imagen renovada para el centro urbano de Bretoña

ADE2507P156F3.JPG
ADE2507P156F3.JPG
PROYECTO. Un convenio entre el Concello de A Pastoriza y la Diputación de Lugo de 120.000 euros permite la remodelación del entorno de la Casa de Galocha, situada en el corazón de la localidad

EL CENTRO URBANO del municipio de Bretoña, en el concello chairego de A Pastoriza, lucirá completamente renovado este verano. Un convenio entre el Concello de A Pastoriza y la Diputación Provincial de Lugo, que tiene un presupuesto total de 120.000 euros, permitirá mejorar el entorno de la Casa de Galocha, también conocida como Casa del Médico, un inmueble que llevaba años abandonado y que ocupa un lugar privilegiado en la localidad, situado entre la plaza principal -donde se erige la fuente simbólica diseñada por el artista local Fernando Villapol para poner en valor el pasado- y la iglesia parroquial, datada de la Edad Media.

Las obras de actuación para mejorar el entorno de la Casa de Galocha, que se entienden como una primera fase de un proyecto mucho más amplio que tiene como objetivo continuar después con la rehabilitación del propio inmueble principal, arrancaron el pasado 8 de junio y está previsto que finalicen alrededor del 20 del próximo mes de agosto, con lo que la renovación de la zona estará lista para las fiestas patronales.

Las catas arqueológicas descartan la presencia de un castro pero apuntan a la existencia de una aldea galaico-romana

Antes de comenzar la ejecución de las obras, ya en el mes de mayo, el primer paso de la actuación fue acometer una cata arqueológica en las inmediaciones de la Casa de Galocha, ya que los alrededores de este céntrico inmueble están considerados zona de interés arqueológico.

Los sondeos, que se hicieron a un metro de la superficie, descartaron la existencia de un castro y de estructuras defensivas, como se creía en un inicio, pero proporcionaron nuevos restos cerámicos -que se suman a los más de 2.000 fragmentos que había recuperado el historiador Chamoso Lamas en el entorno de la iglesia en sus investigaciones de los años 70- que apuntan a la presencia de un ‘vicus’ o aldea galaico-romana en el municipio de Bretoña. La empresa Axa Arqueología fue la que se encargó de realizar las labores del trabajo de campo.

Tras superar el primer paso, a principios de junio, se iniciaron las obras, cuyo proyecto redactó la oficina Monsa Urbanismo, ubicada en Lugo. La actuación urbanística y de rehabilitación del entorno de la Casa del Médico se adjudicó a la firma Asogal, que está acometiendo las obras, que se realizarán en varias actuaciones paralelas en una zona que se divide en dos niveles diferentes.

Por un lado, se acometerá la rehabilitación del espacio público situado frente a la casa, en la plataforma superior, donde se habilitará una especie de plaza. Y por otro lado, se mejorará el entorno de la parte posterior del inmueble, situada en una plataforma inferior. Ambos niveles se comunicarán entre sí con la colocación de una escalera, que se hará de aplacado de piedra, un material acorde con la zona rústica en la que se ubicará, donde también existen varios hórreos catalogados.

El espacio se divide en dos niveles: arriba se habilitará una plaza y abajo una zona ajardinada comunicadas por unas escaleras

En el espacio público que se habilitará en la parte superior, frente a la Casa de Galocha, se colocará aplacado de granito, un pavimento que busca diferenciar esta zona, enmarcada en la parte más urbana de la actuación.

Y en la parte posterior del inmueble, al contrario, la imagen se mantendrá más rústica, con la colocación de adoquinado en piedra y la creación de un nuevo espacio ajardinado.

La intervención de pavimientación, saneamiento y puesta en valor de la zona se completará con el acondicionamiento de un antiguo camino que comunica el vial que une la Praza Maior de Bretoña con el cementerio viejo del municipio. En el camino se colocará adoquinado, también de piedra de granito tal y como se consensuó con Patrimonio para que, aparte de ser útil, el material empleado no sea intrusivo con el paisaje en el que se enmarca.

A mayores, en la pequeña plaza pública que se habilitará en la zona más urbana se dejará un espacio céntrico reservado para colocar el Cruceiro da Parola, un elemento catalogado que también se recuperará para devolver a su lugar original.

A mayores de la recuperación del entorno, se restauró un edificio anexo que servirá como caseta del pulpo, y un horno antiguo

A mayores de la recuperación del entorno, se hizo una intervención en un edificio anexo -esa es la única obra que ya está totalmente terminada- y para finalizar se colocará diverso mobiliario urbano, como algunos bancos de madera, e iluminación pública para hacer la zona más accesible y útil para los vecinos.

El edificio anexo es un pequeño galpón de piedra de unos 50 metros cuadrados de superficie, que se destinará como local de reunión para que los vecinos lo puedan utilizar para comer el pulpo, con la intención de reforzar y consolidar el mercado tradicional de Bretoña, que se recuperó hace poco tiempo y se celebra el segundo sábado de cada mes.

En este pequeño inmueble se cambió la estructura de la cubierta con una rehabilitación integral de madera y losa del país. Además, se hizo el saneamiento de uno de los muros para arreglar una grieta y se eliminó toda la vegetación que cubría la estructura y podría crear nuevos daños con el paso del tiempo.

La última actuación incluye acondicionar un camino que va de la plaza al cementerio y la restauración de un cruceiro

En la parte inferior de la plataforma, a mayores, ya se rehabilitó también un antiguo horno tradicional, que es un anexo a la casa principal de unos diez metros cuadrados de superficie.

El cruceiro, que se colocará al finalizar toda la obra, se conservaba en piezas sueltas y en el lugar solo se mantenía la base. En el entorno, el proyecto deja un círculo de protección tratado con materiales distintos para destacar un elemento patrimonial que desde el Concello de A Pastoriza consideran como uno de los más valiosos del municipio.

Una imagen renovada para el centro urbano de Bretoña
Comentarios