Una feria que aparece y desaparece

Un momento de la feria pontesa, con los puestos más cerca que nunca de la central. (Foto: C.Arias)
photo_camera Un momento de la feria pontesa, con los puestos más cerca que nunca de la central. (Foto: C.Arias)

Era día 15, día de feria en As Pontes. Pero muchos, tanto vendedores como clientes, vivieron un rato desconcertados porque no la encontraban. El Concello, que ya anunció hace meses que alternaría la celebración de la cita quincenal entre el casco urbano y Perfolla -con seis meses en cada uno de los emplazamientos-, decidió cambiar ayer la feria de ubicación, sin dar aviso a gran parte de los interesados, que ayer se mostraban indignados.

«La feria pasada se hizo en el centro y nadie nos avisó del cambio», criticaba la responsable de un puesto, que acudió a su lugar de siempre por la mañana y se encontró las calles vacías. Como ella, muchos comerciantes vivieron la misma situación, buscando una feria que aparece y desaparece con «un baile» que no convence ni a vendedores ni a clientes.

Consiga AQUÍ la información completa

Comentarios