Domingo. 26.05.2019 |
El tiempo
Domingo. 26.05.2019
El tiempo

Una empresa demanda al Concello de Sarria por el alquiler de una nave

La nave, ubicada en la Rúa Formigueiros de Sarria
La nave, ubicada en la Rúa Formigueiros de Sarria
Acusa a la Administración local de incumplir el contrato de arrendamiento y reclama más de 7.000 euros de supuestos atrasos en pagos

Una empresa demandó al Concello sarriano por incumplimiento del contrato por el cual esta administración le alquiló una nave en la Rúa Formigueiros y por un presunto retraso en los pagos. El caso se remonta al año 2014, cuando el ente local sacó a concurso el arrendamiento de un inmueble para almacén de materiales y aparcamiento, que fue adjudicado a esta emprea en 1.379 euros al mes y por cuatro años.

No obstante, en agosto de 2015 el Ayuntamiento le notificó que procedía a rescindir el contrato y que tres meses después desocuparía el edificio y haría entrega de las llaves. La firma arrendadora pidió que tanto la nave como los terrenos se devolvieran libres y en perfecto estado de conservación.

La empresa sostiene que no tuvo nuevas noticias del Concello durante un año, tiempo en el que continuó percibiendo el alquiler. Fue el 12 de agosto de 2016 cuando el Ayuntamiento le notificó que entregaba las llaves, aunque el arrendador lo rechazó por considerar que el contrato seguía en vigor al no haber cumplido con los plazos de desocupación señalados en 2015, no avisar con tres meses de antelación y seguir usando las instalaciones. En los terrenos, afirmó, todavía hay un vehículo y desconoce cómo está el interior de la nave por no haber accedido.

Para la demandante, se produce una "tácita reconducción" del contrato por otros cuatro años después de que le notificara la rescisión del mismo en 2015 y continuara ocupando las instalaciones. La empresa reclama también al Concello por retrasos en el abono del alquiler entre agosto de 2015 y julio de 2016, así como por no pagarle las mensualidades desde agosto del pasado año. Calcula que le adeuda 7.289 euros, más los intereses.

El Concello manifestó en su momento que la rescisión del contrato se debió a que la nave no contaba con suministro eléctrico. La empresa, por su parte, considera que fue "por capricho" porque, según dice, no le trasladó ningún problema con las condiciones.

Después de rescindir este contrato de alquiler, el Ayuntamiento pasó a utilizar una nave ubicada en la LU-546. En enero sacó a licitación el arrendamiento de un inmueble para almacén de materiales, vehículos y maquinaria, concurso que acabó desierto.

Una empresa demanda al Concello de Sarria por el alquiler de una nave
Comentarios