viernes. 16.04.2021 |
El tiempo
viernes. 16.04.2021
El tiempo

Una comarca de Teruel se interesa por la experiencia de compostaje en A Mariña

El éxito del programa de compostaje doméstico instaurado hace un año en cinco municipios de A Mariña lucense no ha pasado inadvertido más allá de la frontera gallega. Una comarca turolense, la de Gúdar-Javalambre, se ha puesto en contacto con Sogama, propulsora de la iniciativa, para conocer sus pormenores con vistas a importar la experiencia a tierras aragonesas.

El cáracter rural de esta zona, situada al sur de Teruel, convierte a sus 24 municipios en potenciales receptores del programa. Y es que el compost, un fertilizante natural con excelentes propiedades para el suelo, permite reutilizar los restos orgánicos como abono o como alimento para el ganado, minimizando los gastos de gestión y de tratamiento de los residuos convencionales.

El ejemplo mariñano
En A Mariña, 200 viviendas de Alfoz, Barreiros, Cervo, Trabada y Lourenzá fueron las pioneras de esta experiencia en Galicia. Para dar inicio a la actividad, otros tantos composteros -recipientes en los que se hace el abono- fueron repartidos por cada uno de los hogares participantes. El resultado fue un compost de excelente calidad -de clase A-, según comprobó meses más tarde la Universidade de Santiago (USC).

Lo cierto es que el compostaje permite de forma sencilla cerrar en las viviendas el ciclo de reciclaje y recuperación de la materia orgánica, que representa la mitad de la basura producida. Además, según apunta Sogama, está demostrado que una correcta separación de la materia orgánica en el hogar mejora notablemente la recogida selectiva en su conjunto, propiciando que los ayuntamientos reciban más ingresos por parte de los sistemas integrados que gestionan envases de plástico, vidrio y papel/cartón, entre otros materiales. Es el caso de Ecoembes y Ecovidrio.

Una comarca de gran riqueza medioambiental
Golpeada por la despoblación -apenas cuenta con 8.400 habitantes-, Gúdar-Javalambre obtiene la mayor parte de sus ingresos en el sector servicios, si bien la agricultura y la ganadería tienen un peso muy importante. Sin duda, la riqueza ambiental es otra de sus características.

La comarca, situada al sur de Teruel, está dividida en dos sierras, la de Javalambre -con una altura de 2.020 metros-, y la de Gúdar -con 2.024-. Es precisamente su carácter rural lo que hace de la autogestión de los residuos que permite el compostaje casero una herramienta tan importante para paliar los altos costes ambientales y económicos.

El ejemplo de A Mariña fue exitoso. Ahora depende de las autoridades aragonesas evaluar su posible importación y dar un paso más hacia un entorno más sostenible de la mano del compostaje.

Una comarca de Teruel se interesa por la experiencia de compostaje...
Comentarios