Una aldea de Samos apuesta por la bioconstrucción

La comunidad de O Couso, en la parroquia de Freixo, proyecta crear viviendas redondas con pacas de paja para alojar a futuros habitantes
Tiendas de campaña en las que pernoctan los visitantes
photo_camera Tiendas de campaña en las que pernoctan los visitantes

La comuna de O Couso, en la parroquia samonense de Freixo, proyecta construir unas casas redondas con pacas de paja, tipo pallozas, para los futuros habitantes de la comunidad.

Apuesta por la bioconstrucción porque es "más económica y ecológica y es posible que se evite tener que poner calefacción", señala Laura Fernández, una de las creadoras de este proyecto junto a Javier León. Por ello, desde O Couso prevén realizar una "prueba o maqueta", para lo que buscan algún voluntario que conozca esta técnica de construcción y se la enseñe. "Queremos aprender a construir con balas de paja para casas redondas. Es una técnica interesante y aseguran que funciona en Galicia, tomando dos o tres precauciones más que en otros lugares con menos humedad", apunta.

Una vez realicen las pruebas y reúnen los permisos necesarios esperan llevar a cabo el proyecto. La comuna de O Couso contempla la creación de una comunidad "abierta", en la que primará "el compartir bajo la cooperación y el apoyo mutuo, sin líderes, sin dogmas y sin gurús, siendo cada cual responsable de su propio trabajo", según los promotores de la iniciativa. Su fin es trasladar al municipio de Samos las experiencias de comunidades o ecoaldeas.

PROYECTOS. Este es el tercer objetivo de su proyecto, en el que también se incluye la creación de una casa de acogida para peregrinos que recorren el Camino de Santiago y otras personas que deseen vivir una experiencia diferente, así como poner en marcha una escuela de dones y talentos para "aprovechar este espacio, el campo, para ayudar a redescubrir y desarrollar el don".

Para implantar su iniciativa se encuentran rehabilitando una vivienda, labor que se realiza gracias al trabajo de voluntarios. Hasta ahora habilitaron algunas estancias del inmueble y ya cuentan con personas que desean colaborar en la restauración del tejado. "Estamos rehabilitando más rápido de lo pensado, tenemos pendientes suelos, puertas o ventanas", apunta Laura Fernández.

La idea de crear este proyecto surgió hace algo más de dos años, cuando Laura Fernández, de Lleida, y Javier León, de Barcelona, se conocieron recorriendo la ruta jacobea y decidieron trasladarse a esta zona. Poco después encontraron la vivienda -ubicada en la carretera que comunica Samos con Airapadrón-, la adquirieron y pusieron en marcha su plan.

Desde entonces reciben las visitas de personas procedentes de diversos lugares que buscan conocer esta experiencia. Mientras rehabilitan el inmueble pernoctan en caravanas y tiendas de campaña.

Comentarios