domingo. 29.11.2020 |
El tiempo
domingo. 29.11.2020
El tiempo

Condenado en Guntín por atropellar a un vecino tras reñir sobres sus vacas

El acusado se cruzó con la víctima en un camino y lo arrolló porque sus animales le impedían el paso. El juez le impuso dos años de cárcel

Un guntinés juzgado por atropellar a su vecino con el coche, porque las vacas del hombre le impedían el paso, fue condenado a dos años de cárcel. Además, el arrebato le salió caro, ya que tendrá que indemnizar al herido en 4.500 euros y pagarle al Sergas los gastos médicos que le reclame por atender a la víctima. 

En el juicio por este caso –que se celebró en el Penal número 2 de Lugo–, el acusado negó los hechos y declaró que su vecino "se tiró" delante del vehículo. Sin embargo, el juez no consideró creíble esta versión y lo condenó como autor de un delito de lesiones. El acusado recurrió el fallo, pero la Audiencia Provincial lo acaba de confirmar, por lo que la sentencia ya es firme. 

Tanto el juzgado de primera instancia como el Tribunal entienden probado que se trata de un atropello deliberado. Además, consideran fundamental el testimonio de un testigo, "quien manifestó que había visto cómo el acusado aceleraba su vehículo y cómo atropellaba al otro hombre". 

Los hechos ocurrieron sobre las tres y media de la tarde del 7 de noviembre de 2011. Ese día, el acusado, con iniciales A.R.V., conducía su turismo por una carretera rural del municipio de Guntín, concretamente por una pista que une el lugar de Lamela con la carretera DP-1611. 

En el trayecto, el hombre se encontró con un vecino que caminaba con un rebaño numeroso de vacas. Los animales ocupaban prácticamente la totalidad de la calzada. 

Al ver que no podía pasar con su vehículo, y debido a que ambos ya habían tenido "problemas vecinales" con anterioridad, el acusado aceleró la marcha con la intención de embestir por la espalda a su vecino. De hecho lo alcanzó, provocando que le hombre cayera sobre el capó del coche. 

El herido, que acabó tirado sobre el asfalto, sufrió una contusión en la cadera, un desgarro de menisco y un esguince en la rodilla derecha. El hombre pasó varios días hospitalizado, estuvo otros 20 días de baja y tardó un total de tres meses en recuperarse de las lesiones. 

La sentencia recoge que la víctima conserva como secuela una lesión meniscal en la rodilla derecha, con sintomatología moderada. 

DEFENSA. En la vista oral por estos hechos, el acusado negó rotundamente la versión de la Fiscalía, que fue corroborada por el denunciante. Según dijo, se cruzó con su vecino y únicamente lo saludó. "Dixénlle: Boas tardes, vas de pastor?, e el comezou a ameazarme con que me ía denunciar por unhas pedras e tirouse diante do coche. Logo chegou o seu fillo, deulle varios rodillazos ao meu coche e cuspiulle", explicó ante el juez. 

A.R.V. mantuvo en todo momento que no atropelló a su vecino e incluso lo denunció por amenazas e injurias. 

De hecho, la víctima también fue juzgada en el Penal número 2 de Lugo por amenazas, coacciones e injurias, aunque el ministerio fiscal no ejerció la acusación contra el hombre al considerar que no había pruebas de que cometiera ningún delito. Finalmente, el juez lo absolvió.

Condenado en Guntín por atropellar a un vecino tras reñir sobres...
Comentarios