viernes. 19.07.2019 |
El tiempo
viernes. 19.07.2019
El tiempo

Un testigo del Neolítico

La presentación de la nueva ubicación del menhir Marco da Pedra Longa tuvo lugar en Sober
La presentación de la nueva ubicación del menhir Marco da Pedra Longa tuvo lugar en Sober
El menhir Marco da Pedra Longa ya se exhibe en el centro de recepción de visitantes del municipio tras una restauración relativamente sencilla y un proceso de recuperación muy lento

No es habitual situarse ante una pieza arqueológica que ha sido testigo del Neolítico, pero no habrá que ir muy lejos para vivir esta experiencia. El menhir Marco da Pedra Longa, que según los expertos pertenece al citado periodo, se exhibe desde ayer en el centro de recepción de visitantes de Sober, el municipio en el que fue encontrado y al que ha sido devuelto después de haber 'residido' desde 2002 en el patio del Museo Provincial de Lugo.

Los restauradores Pepe Barxa y Santiago Cobelo fueron los encargados de la recuperación del menhir. El proceso no ha resultado demasiado complicado, según explicaron los propios responsables. Consistió en una limpieza de líquenes, tierra, vegetales y demás restos orgánicos acomodados a lo largo del monumento, formado por piedra granítica. Mide 176 centímetros de largo y posee un diámetro de 110 en la parte superior y de 180 en el cuerpo y ha sido colocado como se encontraría originalmente, de pie y con la parte inferior enterrada en la tierra. Para simular esta última característica y ayudar a la pieza a permanecer derecha se colocó una estructura de madera alrededor.

Más largo fue el procedimiento para trasladarlo desde Lugo a Sober. Era imprescindible contar con un lugar óptimo que permitiera la exposición del menhir sin que hubiera peligro de deterioro. Desde la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural de la Xunta se considera que el centro "reúne as condicións de conservación preventiva axeitadas para os materiais arqueolóxicos".

La función de los menhires en la antigüedad todavía es objeto de un importante debate. El ejemplar de Sober pudo utilizarse en la época moderna como marco de adscrición medieval, puesto que fue encontrado muy cerca de un límite de municipios. El menhir Marco da Pedro Longa fue señalado como separación entre las propiedades de la Casa de los Andrade y la Casa de Tor o de A Bastida.

Un testigo del Neolítico
Comentarios