Viernes. 21.09.2018 |
El tiempo
Viernes. 21.09.2018
El tiempo

Un riotortense climatiza parte de una ciudad en Kazajistán

José González Vián. AEP
José González Vián. AEP

El catedrático de termoelectricidad natural de Riotorto José González Vián se encuentra participando en un proyecto pionero en la historia de la humanidad, como es la construcción de la ciudad de Astaná, la capital de la república asiática de Kazajistán. Este proyecto concebido por el estudio de Norman Foster en colaboración con arquitectos de renombre como el japonés Kurokawa, e incluso el español Ricardo Bofill, es convertir en habitable la segunda capital más fría del planeta.

González Vián, que mantiene contacto habitual con Riotorto, localidad que visita a menudo, trabajará con un colega británico, Michael Rowe, para poner sus conocimientos a disposición de una zona de la ciudad de Astaná conocida como Indoor City que está cubierta por una cúpula de cristal. «La idea», explica el propio profesor de la Universidad de Navarra y miembro de la Academia Internacional de Termoelectricidad, «es que aunque afuera estén a 15 grados bajo cero, en ese lugar puedan pasear en bañador».

Bóveda

Pero conseguirlo no es fácil. Su trabajo será «elevar el coeficiente de los colectores solares para aprovecharlos. Se encuentran en los cristales de la bóveda que están situados a 150 metros del suelo, donde se puede aprovechar la radiación solar». Eso lo lograrán «con un sistema híbrido de energía solar termovoltaica y termoelectricidad, que es útil porque se trabaja en temperaturas extremas y con la termoelectricidad se consiguen unos resultados que de otro modo es muy complicado».

Colaboración

Para lograr su objetivo desde luego José González Vián no va a estar solo en absoluto, ya que en el desarrollo de la ciudad de Astaná colaboran miles de personas, algunas de ellos personajes punteros a nivel energético, de ingeniería y desde luego de arquitectura. Por ejemplo, trabajará «con los diseñadores de los cristales, ya que desde luego, como es fácil de suponer, no vale cualquier cosa, tiene que ser un cristal muy especial».

En ello no será el único español, ya que el proyecto incluye también a investigadores de la Universidad de Comillas, que trabajarán en ese apartado.

González Vián califica el proyecto de «apasionante» y «mastodóntico, como todo aquí. Es todo un reto profesional y un orgullo poder hacer algo así desde la Academia de Termoelectricidad».

Desde Kazajistán reconocía que «aquí todo es casi inimaginable. Las dimensiones son formidables y conseguir esto es algo asombroso. Hay que pensar que es una burbuja de cuatro kilómetros cuadrados, no estamos hablando de ninguna tontería».

DIMENSIONES

  • El mayor proyecto de toda la humanidad en urbanismo. La ciudad de Astaná es hoy en día el mayor proyecto de la humanidad en materia urbanística, superando incluso a Brasilia. Es la segunda capital más fría del planeta solo por detrás de Ulang Bator, en Mongolia. Se está construyendo al abrigo del dinero que Kazajstán obtiene de sus recursos naturales, especialmente el petróleo, gas natural, y sus minas de materiales tan apreciados como el litio.
  • 500.000 habitantes en 2 años. Al calor de este proyecto Astaná crece en progresión geométrica y en los dos últimos años su población aumentó en medio millón de personas. Está concebida para emplear siempre energías limpias.

Un riotortense climatiza parte de una ciudad en Kazajistán
Comentarios