Domingo. 18.11.2018 |
El tiempo
Domingo. 18.11.2018
El tiempo

Un quinto residente de As Gándaras ingresa en el Hula con síntomas de legionela

Un coche de la Xunta, ante la residencia de As Gándaras. (Pepe Tejero/EP)
Un coche de la Xunta, ante la residencia de As Gándaras. (Pepe Tejero/EP)

Otro residente del geriátrico de As Gándaras ingresó ayer en el Hula con síntomas de legionela, por lo que se le realizó la prueba para comprobar si se había infectado con la bacteria. Al cierre el jueves de la edición impresa de El Progreso todavía no se conocían los resultados. Con este caso, serían cinco los afectados por el brote, con cuatro ingresados y uno ya de alta.

Al margen del hospitalizado ayer, los otros tres ancianos que continuaban en el hospital evolucionaban favorablemente, incluido el hombre de 88 que se encontraba más crítico. Si bien seguía en la Uci su estado había mejorado en las últimas horas.

Además de los residentes, un trabajador de As Gándaras también acudió ayer al hospital con síntomas compatibles con la infección, pero finalmente el test descartó que la tuviera.

DESINFECCIÓN
Los trabajos de desinfección de los conductos de agua caliente, donde Sanidade localizó el foco, se prolongaron durante todo el día de ayer y afectaron al desarrollo normal de la actividad en la residencia. Los internos que se valen por sí mismos tuvieron que permanecer todo el día, de diez de la mañana a diez de la noche, fuera de sus habitaciones, mientras el sistema de agua caliente se sometía a un proceso de hipercloración que debía mantenerse constante durante doce horas seguidas.

Una decena de internos pasaron el día con sus familiares. Para los que permanecieron en el centro los trabajadores organizaron distintas actividades como música, proyección de una película y un magosto por la tarde.

A partir de las diez de la noche pudieron regresar progresivamente a las habitaciones, mientras se recuperaba el nivel habitual de cloración del agua.

Estaba previsto que en la noche de ayer se recuperase la normalidad y se pudiese volver a usar el agua caliente. Hasta ese momento los residentes que no se pueden mover fueron aseados con agua que se calentó en ollas para esa tarea. El resto acudieron a casa de sus familiares para poder ducharse.

Un quinto residente de As Gándaras ingresa en el Hula con síntomas...
Comentarios