Domingo. 17.12.2017 |
El tiempo
Domingo. 17.12.2017
El tiempo

Un productor de Xermade recoge 20 toneladas de manzana para sidra

Recolección de las manzanas
Recolección de las manzanas
Javier Rodríguez apostó hace cinco años por plantar cinco variedades en dos hectáreas de terreno en Roupar ► Su producción se destina a la fábrica de Estrella Galicia en Chantada

En abril de 2013, el xermadés Javier Rodríguez, afincado en Begonte, quiso poner en valor dos hectáreas de terreno que tenía en Roupar de Abaixo (Xermade) y, tras estudiar varias opciones, apostó por plantar alrededor de un millar de manzanos, de cinco variedades diferentes, para fabricar sidra. En pleno proceso de recolección manual de las manzanas, calcula que obtendrá unas 20 toneladas, el doble de la producción de la temporada pasada.

Esta es su quinta cosecha –el primer año recogió "dúas bolsiñas", el segundo, unos 500 kilos y el tercero, sobre 5.000– y, según los expertos, este tipo de plantaciones no están a pleno rendimiento hasta el sexto año, por lo que aún tiene margen de mejora. Así, se estima que sus mil árboles deberían producir unas 50 o 60 toneladas de fruta por cosecha.

Más de un tercio de los manzanos, a los que se les estima una vida de al menos 30 años, son de la variedad regona y también destaca la presencia de plantas de raxao y de la riega. En menor medida cuenta con perico y durona.

Nueve personas trabajan estos días en la recolección de las manzanas en el conocido como Prado do Aguillón, en el límite entre Xermade y As Pontes. Toda la producción se destina a la fábrica de sidra, comercializada con la marca Maeloc, que la cervecera Estrella Galicia tiene en Chantada.

"O balance xeral é positivo e este ano non hai queixa, porque ademais quitouse moita mazá antes, para regular a produción e evitar danos nas árbores", explica Javier, precisando que esta es la primera vez que obtendrá beneficios. "Require un investimento inicial, pero este ano xa se cobren os gastos e suponse que estes irán a menos e a produción, a máis", apunta.

Javier, asesorado desde los inicios de esta aventura por el técnico autonómico Francisco Otero e integrado en la Asociación de Fruticultores de Galicia, detalla los cuidados que requiere la plantación, que está orientada al norte para favorecer la polinización y sigue el esquema conocido como eje central, con los árboles colocados en fila, con un hueco de tres metros entre ellos, y pasillos de seis metros entre cada hilera.

Hay que regar, tratar contra posibles plagas y clarear –retirar manzanas que estén apiñadas–, además de realizar incisiones –pequeños cortes en el tronco para favorecer el crecimiento de las ramas– y arqueos –dirigir el crecimiento de las ramas, para que sean como una "estantería"–.

Un productor de Xermade recoge 20 toneladas de manzana para sidra
Comentarios