Martes. 21.11.2017 |
El tiempo
Martes. 21.11.2017
El tiempo

Rechazan indemnizar a una granja de Paradela por la muerte de 9.000 pollos

Las aves murieron por la falta de suministro eléctrico y la explotación de Paradela denunció a un electricista por defectuosa ejecución de la instalación ► La demanda fue desestimada

La Audiencia Provincial de Lugo rechazó que una empresa tenga que indemnizar a una granja del municipio de Paradela por la muerte de 9.600 pollos, los cuales fallecieron por asfixia por la interrupción del suministro eléctrico en la explotación.

Los hechos se produjeron en mayo de 2015 en una granja de la parroquia de Castro de Rei de Lemos. Las empresas propietarias de la explotación y de los animales demandaron a una tercera firma por "defectuosa ejecución de la instalación eléctrica" en la granja, "agravada por la ineficiente ejecución del contrato de mantenimiento", indica el fallo. Le reclamaron una indemnización de 58.073 euros en concepto de daños ocasionados por la muerte de 9.600 pollos.

La explotación, ubicada en Castro de Rei de Lemos, reclamaba 58.000 euros en concepto de daños por la pérdida de los animales

El juzgado de primera instancia e instrucción de Sarria desestimó la demanda, por lo que las dos empresas recurrieron ante la Audiencia Provincial de Lugo, que confirmó el fallo.

Según recoge la sentencia de la Audiencia, la muerte de los animales se produjo por la interrupción del servicio de energía por la desconexión de un interruptor. Un informe pericial encargado por las demandantes apunta a que este problema fue causado por un fallo interno del disyuntor, el cual pudo ser originado por "un defecto de fabricación" o por "el impacto de un rayo" que le provocó daños internos y que se agudizaron con el paso del tiempo, señala el fallo. Los demandantes alegaron que en la jornada en la que fallecieron los pollos en la granja no hubo tormentas en la zona que pudieran dañar el dispositivo, aunque el rayo pudo caer con anterioridad causando daños internos no visibles, apunta la sentencia.

Por ello, el tribunal considera que no hay motivos para responsabilizar al demandado "ni como instalador de un aparato averiado, dado que este funcionó correctamente durante dos años, ni por desatención o descuido en sus tareas de mantenimiento, pues nada se acredita para sustentar tal afirmación", indica el juez. Además, el tribunal tampoco ve acreditado el número de animales muertos en el suceso en la explotación de Paradela.

Rechazan indemnizar a una granja de Paradela por la muerte de 9.000...