martes. 31.03.2020 |
El tiempo
martes. 31.03.2020
El tiempo

Un juez considera ''ilegal'' el pago de Argentina a tenedores de bonos

El juez estadounidense Thomas Griesa consideró hoy "ilegal" el pago de Argentina a tenedores de bonos de deuda reestructurada y advirtió al país que incurriría en "desacato" si se hace efectivo, si bien no impuso sanciones a Buenos Aires y se limitó a instar a seguir las negociaciones.

"Cualquier intento hoy en día de pagar a los tenedores de bonos (de deuda reestructurada) es ilegal, no puede hacerse y no los puede permitir esta corte", afirmó el juez, y añadió: "Cualquiera que lo haga estará incurriendo en desacato".

Pero también aseguró que, pese a las peticiones de los abogados de los fondos especulativos para sancionar a Argentina y hacer un informe de las cuentas del país, "lo importante es que las negociaciones sigan, más que los detalles de unas cosas y otras".

"Lo único que ha pasado es que los fondos han llegado al banco", dijo el juez, por lo que no llegó a utilizar la palabra "embargo".

Griesa había convocado hoy esta audiencia de urgencia, a petición de los abogados de lo llamados "fondos buitres", después de que Argentina ingresara ayer alrededor de 1.000 millones de dólares destinados a los tenedores de bonos que sí aceptaron el canje.

Este ingreso se produjo cuatro días antes de la fecha límite para pagar a los fondos especulativos que no aceptaron el canje 1.500 millones (1.330 más intereses), con lo que se rompía la orden de pago simultánea dictada por el juez el 23 de febrero.

Griesa, en una orden definitiva, puso como fecha límite el 30 de junio para el pago de la deuda, pero él mismo afirmó hoy: "Todos sabemos que las negociaciones no se van a resolver en esta semana ni en la próxima", previendo que Argentina recurra a los 30 días de gracia de los que dispone para ejecutar el pago.

Por ello, Griesa solicitó que las negociaciones se retomaran "esta misma tarde", algo que fue confirmado posteriormente por Pollack a la salida del tribunal, y entendió que "el objetivo de toda negociación es lograr un 'status quo' y la dificultad en este caso es poder superar el no pago del 30 de junio", dijo Griesa, quien abogó por simplificar el caso y no añadir órdenes suplementarias.

Los fondos de inversión especulativos "no son los únicos que han visto afectados su derecho a un pago simultáneo, pero llegados a este punto, me parece que no es una buena idea firmar más órdenes", aseguró.

"Lo que sería deseable, si es posible, es llegar a un acuerdo, y no quiero ir mucho más lejos", digo Griesa, quien añadió que ha convocado a un mediador especialista para ello, el abogado especializado en finanzas Daniel Pollack, y "no lo habría hecho si realmente no estuviera interesado en que el proceso avance".

Argentina asegura que el pago que exigen los fondos especulativos obligaría al país a suspender pagos, especialmente sí acarrea el pago equitativo a quienes aceptaron la reestructuración de bonos, que podrían reclamar al país 124.000 millones de dólares, cifra inabordable para las reservas argentinas.

De los 1.000 millones de dólares pagados ayer, 539 millones (225,8 millones de euros y 230,92 millones de dólares) se ingresaron en la cuenta del Bank of New York Mellon en el Banco Central de Argentina y hoy un representante legal del banco acudió al tribunal para confirmar la recepción del dinero y consultar cómo debe proceder ahora.

"Su banco no ha hecho nada mal, pero propongo que el dinero sea devuelto a la República Argentina", dijo al representante de New York Mellon, a quien recomendó, en cualquier caso, negociar la manera de que no llegue a los tenedores de bonos reestructurados.

El juez se dirigió al abogado de la República Argentina, Carmine Boccuzzi, para decirle que los documentos presentados para la moratoria del pago habían sido "insuficientes": "Nadie en su uso de razón podría considerar esas cartas una solicitud", aseguró Griesa.

Finalmente, el magistrado rechazó la legalidad de los pagos de Argentina a tenedores de bonos europeos sin pasar por territorio ni entidades bancarias estadounidenses, reivindicada por el representante legal de uno de los tenedores europeos: "Si el pago lo hizo Argentina, ese pago va en contra de la orden dictada por este tribunal", concluyó.

La deuda que Argentina contrajo con los "fondos buitre" se remonta a antes de la suspensión de pagos de 2001, cuando se produjo el llamado "corralito" en el país latinoamericano.

Desde entonces, el Gobierno Argentino ha realizado dos canjes de los bonos de deuda, en 2005 y 2010, al que se acogieron un 93 % de los acreedores, quedando este 7 %, los "buitres", que siguen litigando para que Argentina efectúe el 100 % de pago.

Un juez considera ''ilegal'' el pago de Argentina a tenedores de bonos
Comentarios