Domingo. 17.12.2017 |
El tiempo
Domingo. 17.12.2017
El tiempo

Un grupo de espeleólogos rescata a dos perros de un pozo en As Nogais

Los animales estaban a seis metros de profundidad y, según sus dueños, faltaban desde hace dos semanas

Un grupo de espeleólogos del Club Troglobios de Cambre rescató el pasado miércoles a dos perros que se encontraban en un pozo de Nullán (As Nogais) al que pretendían descender.

Los animales llevaban 15 días desaparecidos, según indicaron sus dueños, y su rescate fue complicado porque estaban hambrientos y nerviosos.

Los espeleólogos del Club Troglobios se desplazaron hasta As Nogais con intención de descender por una serie de pozos que hay cerca de Nullán y que forman la cavidad conocida como Furada de Zarra. Cuando iniciaban el descenso por una de las galerías verticales, escucharon llorar un animal. El espeleólogo que iba en primer lugar, Ricardo Romar Rodríguez, comprobó que se trataban de dos perros y que se mostraban "casi exhaustos". Explica que los animales estaban a seis metros de profundidad, en una repisa de la sima y completamente a oscuras.

Otro espeleólogo bajó con comida y agua para tranquilizar a los animales y conseguir acercarse a ellos para proceder a su rescate.

Los miembros del Club Troglobios lograron hacerse con la confianza de los perros y, cuando lograron acercarse y sujetarlos, los izaron con ayuda de cuerdas y aparatos de espeleología.

La operación fue complicada, pues uno de los perros estaba muy nervioso y les llevó tiempo convencerlo de que no suponían un peligro, sino una vía de salvación.

Mientras el equipo de espeleólogos trabajaba en el rescate, una de sus miembros, Eva Rodríguez, logró localizar a los dueños de los animales en Nullán. Estos aseguraron que faltaban desde hacía 15 días y que pensaban que el lobo los había matado. Se mostraron agradecidos por su actuación y por la suerte de que hubiesen dado con los perros en un lugar de difícil acceso sin los medios que los especialistas llevaban.

Ricardo Romar, presidente del Club Troglobios de Cambre, asegura que "para los espeleólogos que componíamos la expedición supuso una casualidad muy gratificante, al poder salvar dos vidas en una de nuestras actividades".

Un grupo de espeleólogos rescata a dos perros de un pozo en As Nogais
Comentarios