viernes. 17.09.2021 |
El tiempo
viernes. 17.09.2021
El tiempo

Un despido enturbia la vuelta al trabajo en la fábrica de Vestas

Concentración de los trabajadores de Vestas delante del Concello
Concentración de los trabajadores de Vestas delante del Concello
Ya se reincorporaron 37 operarios y a finales de agosto empezarán con el nuevo generador

La reincorporación de los trabajadores de Vestas a la planta de Chavín continúa según lo planteado en el Ere de suspensión temporal y ya son 37 los operarios que volvieron a sus puestos, no sin cierta tensión en los últimos días, desde que el viernes fuera despedido un encargado de producción cuya readmisión exige el comité de empresa.

El despido se produjo «por ter opinado sobre certas normas que a empresa pretende fixar en Viveiro», según dieron a conocer en un comunicado los representantes de los trabajadores, que avanzan su intención de «loitar para que se readmita» al considerar «inxusta» esta medida. Según comentan desde la fábrica el despido se produjo de forma casi fulminante después de la reunión matinal. «Varios encargados de sección discreparon de como se estaban levando as cousas co xefe de produción e botouse a unha persoa só por falar», algo que ven exagerado. «Non é motivo para botar a un traballador, en todo caso que o sancionen, se consideran que faltou ao respecto», apuntan.

Recuerdan que no es la primera vez que tienen problemas con este puesto de mando. En diciembre de 2014 «dous compañeiros foron castigados por defender a outro cando o insultou o xefe de producción», comentaban entonces los trabajadores. Ahora, y tras este nuevo episodio, el comité pide al director de la fábrica «que non se deixe levar por estes personaxes que ten arredor del, que non sexa prisioneiro dos lazos de sangue e que teña canles abertos para que flúa a comunicación, horizontal e verticalmente, e así optimizar os recursos humanos», dicen.

«Desde o comité non podemos estar máis en contra deste tipo de actitudes represivas e intimidatorias», apuntan los trabajadores, que ironizan con el cambio de nombre de la empresa, que pasó de Vestas Nacelles a Vestas Blades, «que perfectamente se traduce por ‘espada’ ou ‘cuchilla’, e seguen pasando a cuchilla. O da Lei Mordaza quédaselles pequena», afirman desde el comité, al tiempo que recuerdan que «había promesas de máis diálogo coa parte social» y que la filosofía de Vestas Group, que «sería a de promover liderados, o que ampara é a dictadores».

Con los ánimos caldeados, los 37 operarios reincorporados, más los 14 que habían quedado en la fábrica, trabajan para dar salida a un pedido del aerogenerador de 3 megas. No tienen constancia aún de que se haya comprado la maquinaria necesaria para empezar la producción del nuevo Super Slim, prevista para a partir de finales de agosto.

En principio, todos los afectados por el Ere temporal, 121 operarios, estarán reincorporados en la segunda semana de septiembre.

Un despido enturbia la vuelta al trabajo en la fábrica de Vestas
Comentarios