Sábado. 18.11.2017 |
El tiempo
Sábado. 18.11.2017
El tiempo

CAMPILLO ESTARÁ LISTO EL DOMINGO TRAS DESCARTARSE DEFINITIVAMENTE UNA LESIÓN

Un calendario bipolar

Cristian Herrera toca un balón con la cabeza ante el Nástic en el Ángel Carro
Cristian Herrera toca un balón con la cabeza ante el Nástic en el Ángel Carro
El Lugo afronta un tramo duro de temporada en el Ángel Carro, donde jugará con varios favoritos al ascenso. A domicilio se medirá contra equipos que ocupan puestos bajos en la tabla

Mantener el nivel al lado del Miño para asegurar su presencia en la parte noble de la tabla. Ese debe ser el reto del Lugo ante un calendario bipolar, que combinará rivales de la zona alta en el Ángel Carro con oponentes que luchan por la mera supervivencia en Segunda División lejos de casa. Hasta el inicio de la segunda vuelta, el conjunto rojiblanco estará obligado a una doble vida, más compleja en su propio feudo y más asequible cuando coja el avión para viajar.

El cuadro dirigido por Francisco Rodríguez se ha convertido en uno de los equipos más fiables en su propio estadio. El colíder de la categoría de plata solo ha perdido un duelo en su campo, ante el Cádiz en la jornada 3 (0-1). Desde aquel fatídico penalti anotado por Barral que le dio el triunfo a los gaditanos, el Lugo no ha cedido ni un solo punto a sus rivales. Suma cuatro triunfos seguidos. Solo el Granada tiene una racha igual, ya que firma doce puntos de los últimos doce posibles en Los Cármenes. El club lucense es, junto al Spórting, el menos goleado con solo dos tantos en contra.

En casa tendrá que enfrentarse a equipos que han rendido en la parte alta hasta el momento. El primero será el Numancia este domingo (18.00 horas). El conjunto soriano es el actual sexto de la tabla y se mantuvo en las posiciones punteras desde el comienzo de la campaña.

El siguiente encuentro en el Ángel Carro será ante el Osasuna, un recién descendido de Primera División y que ya ha sido líder de la categoría de plata. El cuadro navarro ocupa la cuarta posición.

Tras los de Pamplona, el siguiente rival en casa es la Cultural Leonesa, un duelo especial por el retorno del que fuera gran capitán del club, Manuel Rodríguez Morgade Manu. A pesar de que el conjunto de la capital castellana comenzó con un buen rendimiento en la temporada, en las últimas jornadas ha dado un bajón y es decimocuarta.

El último partido de la primera vuelta en el Ángel Carro será frente al histórico Rayo Vallecano, que es séptimo, a un punto de los puestos de play off de ascenso. Si el calendario es cuesta arriba en cuanto a los duelos domésticos, lejos de Lugo los contrarios pierden pedigrí.

Tres de los cuatros próximos contrincantes a domicilio están en la actualidad en zona de descenso. Dentro de dos semanas el Lugo jugará ante el Lorca, que es decimonoveno con 12 puntos, 11 menos que el Lugo. Tras jugar en terreno murciano, el siguiente desplazamiento lucense será a Sevilla, donde disputará el partido correspondiente a la jornada 17 frente al actual colista de Segunda.

El Huesca es la única piedra de toque, ya que los rojiblancos jugarán en El Alcoraz ante un club que es segundo con los mismos 23 puntos que los de Francisco. Almería -situado en el vigésimo lugar- cerrará la primera vuelta, mientras que iniciará la segunda ante el Reus en Cataluña.

Un calendario bipolar