jueves. 25.02.2021 |
El tiempo
jueves. 25.02.2021
El tiempo

Turistas suevos o romanos

RESULTA COMPLICADO llevar la cuenta de las fiestas de inspiración histórica que se celebran a lo largo del verano en la provincia de Lugo. También es complicado llevar la relación al día, porque cada año surge alguna iniciativa novedosa. Hace un par de semanas estábamos en pleno Arde Lucus, y por aquellos días unos ‘suevos’ visitaban Sarria; este fin de semana es Vilalba la que vuelve sus ojos a la Edad Media, y el pasado era Viveiro el que se volvía estéticamente renacentista. Y la cosa no acaba ahí: Sober, Láncara, Monforte, Alfoz, Bóveda... también celebran  fiestas o ferias cuyo eje temático es el pasado. La relación de ‘fiestas de recreación histórica’ (así las llaman oficialmente) es tal que casi acabaría antes escribiendo la lista de los municipios de Lugo que no tienen una de ellas. Y no me olvido de Mondoñedo, que, si la memoria no me falla, es el pionero lucense con su feria medieval de cada verano.

En enero, me quejaba aquí de la escasa originalidad de las propuestas turísticas de los ayuntamientos de Lugo. La proliferación de estas fiestas históricas no hace más que ratificar mi opinión, aunque varias (Sober, Sarria, Láncara...) sean novedad este año. En este 2010, parece que el éxito del Arde Lucus ha incitado a muchos otros a seguir un camino que, cuando arrancó la fiesta romana, fue visto con incredulidad por propios y extraños. Hay que reconocerle al Arde Lucus un gran acierto en la elección de fechas: cuando los estudiantes ya han terminado las clases, los días son más largos y los primeros calores incitan a pasar más tiempo en la calle. El resto de las fiestas eligen las fechas en función de los visitantes: hay que darles algo diferente a los turistas (pocos) y retornados (muchos) del verano. Porque, claro, eso de procesión, sesión vermú, comilona en la casa familiar, partido de solteros y casados, y dos orquestas en la verbena, año tras año, acaba cansando, aunque, curiosamente, algunos es lo que más están deseando en los veranos gallegos.

Lo bueno de las fiestas históricas es que es casi como celebrar el carnaval en verano: no llegamos a los extremos de Notting Hill (barrio de Londres donde se celebra un famoso carnaval en agosto), pero casi. Quizá sea ese carácter transgresor del carnaval lo que favorece el éxito de las fiestas históricas. Además, si en el carnaval uno puede ir vestido de cabaretera con un casco vikingo, en los festejos ‘de antiguo’ tampoco es imprescindible ser fiel a la historia.

Curiosamente, los que participan se quedan siempre con la parte bonita: por ejemplo, en el Arde Lucus, y me repito, se considera más chic ir de romano que de castreño. Y en las ferias medievales, todo el mundo va vestido de noble reluciente, como si no hubiera villanos (habitante de una villa, en su primera acepción).

Es también curioso ver que las fiestas históricas pocas veces pasan de la edad media, como si fuera más complicado recrear, por ejemplo, el Lugo del siglo XVIII, del que hay más documentación, que el del siglo X. Igual es ése el problema: a ver quién se atreve a ir vestido de noble sabiendo que en el siglo XVIII sólo había cuatro en la ciudad, mientras el resto de la población sobrevivía a duras penas. Pero, claro, los pobres no lucen. Y lo que importa en una fiesta de éstas es que quede lucida. Lo que ya no tengo tan claro es si la proliferación de fiestas romanas y medievales no va a acabar por matar la gallina de los huevos de oro. Por ahora, todavía hay margen, porque hay muchos habitantes de Lugo que aún no tienen en su fondo de armario un traje romano, castreño o medieval. Pero tanta repetición igual aburre.

-O-O-O-O-

CONCIERTOS ¿Pasa alguna ruta jacobea por Lugo?
Nos alegramos mucho por las orquestas que este verano van a tener muchas actuaciones en Lugo, apoyadas por el Xacobeo. Esto es un indicio de que la actual Xunta sabe lo que quiere la gente sencilla. Pero, por ejemplo, en el anuncio jacobeo que publicaba algún diario madrileño el viernes no salía ni una sola localidad lucense entre las beneficiadas con alguna de las grandes actuaciones promovidas para conmemorar este Año Santo. Eso sí, nos anuncian gestiones para que en el San Froilán toque Joaquín Sabina, ése que actúa tan poco en España. ¿Será que por Lugo no pasa ningún Camino de Santiago?

PRESUPUESTOS ♦ Deporte en crisis
Los movimientos que se ven estos días en el deporte lucense demuestran que, lejos de los fastos de Wimbledon, Sudáfrica o Turquía (próximo Mundial de baloncesto), la crisis también afecta al deporte normal, no al que se gasta tropecientos millones en un Ronaldo o un Chygrynskiy cualquiera. El Breogán repite equipo técnico porque es lo más barato; el A Pinguela logra inscribirse en la Superliga de voleibol a duras penas. Caso aparte es el del Lemos, siempre en crisis.



Llueve como siempre o como nunca. Llueve desde siempre, pero el tiempo no ha adquirido rango de preocupante noticia hasta épocas recientes: porque hace mucho calor, porque nieva demasiado o porque alguna tormenta ha arrasado con todo. Parece como si las incidencias meteorológicas le afectaran al ser humano ahora más que antes. ¿Será porque la naturaleza es más malvada? ¿Será porque a veces hacemos cosas que magnifican el alcance de cualquier gota de lluvia? ¿O será que ahora hay más gente y medios para contarlo que aquel remoto día en que un tal Noé se metió en un arca? (Foto: Sebas Senande)

-O-O-O-O-

PINCELADAS
HULA. Parece que Sanidade es reticente a utilizar la U cuando habla del nuevo hospital Lucus Augusti. ¿Será un indicio de que, pese a lo anunciado, no va a ser universitario?

BALEIRA. Me pregunto cuánto tardarán en hacer chistes sobre el San Francisco de A Marronda.

REBAJAS. Siempre ocurre lo mismo: el primer domingo de julio, en Lugo sólo abren las franquicias.

O RECORTE ♦ Emprendedor

El Progreso, 9-07-2010, p. 1Velaquí outro exemplo de lugués emprendedor, que é quen de facer negocio en sectores que outros desbotan, sen importarlle os riscos, sexan policiais ou de impago. Xente arriscada, que se fai con armas de película, como ese kalashnikov que o cerebro do grupo levaba no maleteiro do coche, como se fose o máis normal. Dende logo, o principal detido é un exemplo de comercio exterior: xa podían chamalo para que falase nalgún deses cursos sobre como exportar ou importar mellor en cen días.

Turistas suevos o romanos
Comentarios