Jueves. 20.09.2018 |
El tiempo
Jueves. 20.09.2018
El tiempo

Triste despedida en Muros

Muros permaneció hoy, por tercer día consecutivo, de luto oficial, aunque la tristeza en esta localidad coruñesa no pasará tan pronto tras el hundimiento del pesquero Santa Ana, en el que fallecieron dos personas, una de ellas el cocinero Manuel Indalecio Mayo Brea, que recibió hoy sepultura.

Los restos de Manuel Indalecio, casado y con dos hijos, llegaron pasada la medianoche de ayer al tanatorio de Esteiro, cerca de Muros, de donde era natural y donde sus familiares y allegados lo velaron hasta esta tarde.
Ahora descansa ya el cementerio de Abelleira, tras ser despedido por una multitud de vecinos y amigos que lo acompañaron en la ceremonia religiosa.

El párroco, Alfonso Mera, ha tenido unas emotivas palabras de ánimo para los presentes porque "cuando la muerte llega de forma violenta, todos nos sentimos afectados" y ha trasladado un breve pero cariñoso mensaje de pésame del arzobispo de Santiago, Julián Barrio. "Acoge en tu seno a Manuel Indalecio y a sus compañeros", ha pedido, ante la atenta mirada de los familiares del difunto, casado y con dos hijos, uno de los cuales tuvo que viajar desde Perú, donde trabaja, para estar presente en las honras fúnebres.

Al sepelio ha acudido Manuel Simal, un muradano que sobrevivió a este accidente, quien llegó en su coche, que condujo él mismo, con varios parientes.
Con él tuvo ocasión de hablar el patrón de la cofradía de Muros, Daniel Formoso, quien señaló que "la verdad, está un poco destrozado, un poco confundido, no sabe bien cómo fueron las cosas".

Un equipo de psicólogos atendió desde ayer y durante toda esta jornada a la familia del hoy enterrado en el tanatorio de Esteiro, a donde también se desplazó la conselleira del Mar, Rosa Quintana.

Triste despedida en Muros
Comentarios