miércoles. 05.08.2020 |
El tiempo
miércoles. 05.08.2020
El tiempo

Todos pendientes del BNG para la formación del nuevo gobierno de Vigo

Dos días después de la celebración de los comicios municipales, todas las miradas en Vigo están puestas en el BNG, el gran derrotado al perder dos de las cinco concejalías que ostentó en el anterior mandato, y cuyo apoyo necesita el PSdeG para formar el Gobierno municipal para los próximos cuatro años.

El candidato nacionalista, Santiago Domínguez, anunció tras el recuento de votos que pondría su cargo a disposición del consejo local de dirección, convocado para mañana, y hasta entonces el BNG no se pronunciará sobre qué decisión toma, si formar parte del Gobierno o apoyar la investidura del socialista Abel Caballero.

Parece completamente descartada una tercera opción, la de apoyar a la candidata del PP, Corina Porro, la más respaldada en las urnas con 61.616 votos, a tenor de las palabras de Domínguez el pasado domingo en cuanto a que "la derecha no gobernará la ciudad".

Tras quedarse a las puertas de la mayoría absoluta por tercera ocasión consecutiva, Corina Porro se ha hecho a la idea de que el PP permanecerá en la oposición en el Ayuntamiento de Vigo y de que por ahí pasa su futuro político inmediato pese a que ayer había afirmado que no se veía presentándose a unas cuartas elecciones y que había que "dar paso a otros".

La líder de los populares vigueses no puede regresar a la Autoridad Portuaria porque firmó su renuncia como presidenta, pendiente de publicación en el Boletín Oficial del Estado, antes de la campaña electoral, y hoy ha ratificado que se va a hacer cargo del grupo municipal y a "defender el proyecto" con el que se presentó el 22-M.

Y mientras, el socialista Abel Caballero aguarda acontecimientos con la satisfacción de haber obtenido uno de los mejores resultados electorales del PSOE en las ciudades españolas más pobladas y de ser el primer alcalde de Vigo que puede permanecer en el cargo durante dos mandatos.

La ejecutiva local socialista ha calificado de "excepcionales y únicos en España" los resultados obtenidos el pasado domingo, lo que atribuye a que la ciudadanía "valoró el trabajo de los últimos cuatro años como un proyecto muy vigués".

El PSOE recabó 50.045 votos y redujo casi a la mitad la distancia que lo separaba del PP en Vigo tras las elecciones de 2007: de 13,7 puntos porcentuales a 7,96.

Todos pendientes del BNG para la formación del nuevo gobierno de Vigo
Comentarios