Sábado. 17.11.2018 |
El tiempo
Sábado. 17.11.2018
El tiempo

Todos los municipios de Lugo tienen problemas con la cobertura de móvil

«El teléfono al que usted llama está apagado o fuera de cobertura». Esta frase tienen que escucharla a diario cientos de ciudadanos asentados sobre todo en las zonas rurales de Lugo. Esto se debe a que todos los municipios de la provincia, un total de 67, tienen zonas de sombra en la red, o lo que es lo mismo, poseen algún lugar en el que la ausencia de cobertura es total.

Según datos ofrecidos por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, Lugo es la provincia gallega que menos cobertura de telefonía móvil tiene, pues cuenta con un 98,7 por ciento de cobertura poblacional, por lo que cerca del dos por ciento de los habitantes no pueden disponer del teléfono.

Las zonas de sombra son abundantes en los 67 municipios, los lugares más problemáticos son los situados en la parte de la montaña, sobre todo en la franja de Os Ancares. Esta comarca, localizada en la frontera de Galicia con León y Asturias, se caracteriza por tener un terreno con fuertes pendientes y gran altitud. Por este motivo, los problemas con la nieve se suceden y no disponer de cobertura puede convertirse en un verdadero peligro.

Los municipios más afectados en esta comarca son Pedrafita do Cebreiro y A Fonsagrada, por su altitud muy pronunciada y grandes pendientes. «Esta é unha zona moi montañosa e temos unha única antena situada no monte, que debido ás irregularidades do terreo deixa en sombra moitos pobos», comenta Gerardo Abraira, transportista de ganado que reside en una parroquia de A Fonsagrada y tiene enormes problemas con la cobertura. «No meu negocio o teléfono é fundamental, e moitas veces perdo de facer viaxes por non ter rede, pois a xente chámame e ó non poder falar conmigo, contactan con outro». Abraira considera que esta situación «non pode seguir así, porque non dispoñer do móbil está a causarme grandes pérdidas económicas no traballo». Asegura haber hablado con el alcalde para solucionar estos inconvenientes, pero «a situación é tan pésima que o propio rexedor tampouco posúe cobertura de móbil na zona onde vive».

Otro lugar con enormes problemas es la parte norte de la provincia, A Mariña. Algunos de los concellos más afectados son Alfoz, O Valadouro, Viveiro, Ourol y, aunque parezca paradójico, incluso tiene problemas Burela, el ayuntamiento más pequeño de Lugo, que tiene sólo 8,2 kilómetros cuadrados. El propio alcalde, José María González Barcia, asegura que «no tramo duns 500 metros que hai ó pasar o cuartel da Garda Civil, a cobertura desaparece por momentos».

En plena ciudad

Algunas de las parroquias de Lugo capital también carecen de red. El concejal Manuel López estima que unas 19 parroquias de las 54 con las que cuenta Lugo tienen muy mala cobertura de telefonía. Estas cifras se traducen en unos 2.500 ciudadanos empadronados en el municipio que sufren a diario las consecuencias de los problemas con los móviles.

López indica que las zonas más perjudicadas son Vilachá de Meira, Bóveda, Bascuas, Santa María Alta, Carballido, Gondar, Camoira y O Burgo, entre otras muchas.

El edil popular asegura que «en moitos puntos non existe nin unha soa raia de cobertura, co cal é imposible falar polo teléfono móbil». Así mismo, afirma que esta problemática ya viene de años atrás, «non se mellorou en nada a rede e levamos moitos anos con este problema», a lo que añade que se necesitaría «unha actuación inmediata por parte dos concellos».

López insta a los ayuntamientos a que establezcan negociaciones con las diferentes compañías e intentar de este modo conseguir el cien por cien de la cobertura que ahora no se tiene.

Las compañías telefónicas, por su parte, aseguran que muchas veces se encuentran con problemas para poder instalar las antenas y constatan que «es cierto que en sitios puntuales de Lugo, como pueblos del rural, la señal no es buena o incluso es inexistente. Así mismo, en alguna parte de la ciudad, como en la nacional 640, también hay ausencia de red», según indican desde Telefónica Móviles.

Causas físicas

Parece imposible que en pleno siglo XXI y después de la popularidad que ha adquirido el teléfono móvil, la cobertura de red plena en Galicia aún no sea posible. Esto se debe, por un lado, a que las redes existentes aún no cubren la totalidad del territorio por la elevada dispersión demográfica y las irregulariades del terreno que hay en la comunidad gallega.

El problema fundamental se produce cuando las ondas que emiten las antenas de telefonía no consiguen superan todos los estorbos que se encuentran por el camino, como las montañas o la vegetación alta, y la señal no llega a los receptores. Por esta causa, existe un número importante de núcleos de población menor, sobre todo de las zonas rurales, que tienen un servicio de voz pésimo e incluso inexistente.

Reticencias vecinales

A los inconvenientes orográficos hay que sumarles las reticencias vecinales que se presentan ante la instalación de nuevas antenas, dispositivos necesarios para solucionar el problema de cobertura. Esta oposición se debe, en gran medida, a lo extendida que está la creencia de que las antenas tienen efectos nocivos para la salud.

Un ejemplo de enfrentamiento vecinal por esta instalación, se da en la parroquia lucense de O Burgo. Hace unos cuatro años se instaló en el lugar una antena de la compañía Orange para mejorar la señal de telefonía. Sin embargo «a antena nunca chegou a funcionar porque algúns veciños se opuxeron», asegura José Gayoso, residente en la localidad que cedió parte de un terreno de su propiedad para que colocaran el dispositivo.

Gayoso asegura que «a min me deron garantías de que o aparato non afectaba á saúde porque só é un repetidor, pero a xente non quedou conforme e protestou». A este respecto, una vecina asegura que «non me importa non ter móbil, pois algúns preferimos estar desconectados para vivir máis tranquilos». De este modo, ante la oposición vecinal, la compañía decidió precintar la antena y aunque su instalación supuso un gran gasto, el aparato nunca llegó a entrar en funcionamiento.

Gayoso es el dueño de un taller de automóviles de O Burgo y se lamenta de la ausencia de cobertura, pues asegura que le causa enormes problemas «e incluso perdas no negocio, pois os viaxantes non saben chegar ata aquí e non poden chamarme para preguntar polo sitio porque o móvil non me funciona nunca». Comenta que para encontrar una raya e cobertura tiene que caminar con el móvil por la carretera buscando red, pero «aínda así non chega para manter unha conversa porque se corta». Por estas dificultades, «decidín apagar o móvil, porque total non me serve para nada», cuenta.

Gran parte de los ciudadanos lucenses que no tienen red móvil continúan denunciando que la extensión del servicio que permite las comunicaciones móviles es bastante deficiente desde hace años y reclaman que se solucionen cuanto antes estas dificultades, pues «hoxe por hoxe o teléfono móbil é imprescindible para todo e nós como cidadáns temos o dereito a disfrutar deste servizo básico», reclama un vecino de Pedrafita do Cebreiro.

  • Plan de extensión de la banda ancha. La Xunta de Galicia ha comunicado recientemente a la compañía Telefónica Movistar la adjudicación, aún provisional, de su Plan de Extensión de Banda Ancha a zonas del rural gallego de especial dificultad. Fuentes de Telefónica han admitido que la concesión aún es provisional y no se hará definitiva hasta septiembre. Aún así, han asegurado que se tiene previsto dotar de este servicio a 250.000 personas gallegas residentes en unos 11.500 núcleos. Se usará, según explicaba la multinacional, la tecnología UMTS-3G, lo que también permitirá mejorar la cobertura móvil de voz .Además, este servicio no tendrá ningún coste de inversión para los usuarios, «más allá de su ordenador o su móvil», aseguran desde Telefónica.
  • Mejora de la telefonía móvil. El Plan de Extensión de la Telefonía Móvil ha sido otra iniciativa llevada a cabo con la finalidad de mejorar la telefonía del rural en Galicia, Fue puesto en marcha por el Ministerio de Industria en el año 2005 y finalizado en 2008. Este proyecto extendió la cobertura a un total de 150.000 gallegos de los núcleos de población rural con menos de 1.000 habitantes y se instalaron 453 estaciones base para mejorar la red.

Todos los municipios de Lugo tienen problemas con la cobertura de...
Comentarios