Supervivientes

ES MALA coincidencia que las dos catástrofes ferroviarias más trágicas registradas en España tuviesen prácticamente el mismo destino y escenarios bien cercanos: Santiago y Torre del Bierzo, casi en Galicia. Esta última, con fecha lejana del 3 de enero de 1944, recobró actualidad por su extraordinaria magnitud en el número de víctimas, difícil de comparar con cualquier otro desastre. Como es sabido, las 78 bajas reconocidas oficialmente fue un balance minimizado por el sistema, pero siempre se estimaron en más de medio millar los decesos por la triple colisión del correo expreso 421, una máquina en maniobras y el tren carbonero, en el interior del túnel de Peñacallada. Así y todo pudo celebrarse que entre los supervivientes figuraban dos conocidos lucenses: Francisco Rivera Manso, que además de militar fue periodista y compañero en esta casa (integraba una expedición deportiva) y Celestino Fernández de la Vega, escritor y autor de ‘O segredo do humor’, que volvía de Madrid.

Comentarios