jueves. 27.01.2022 |
El tiempo
jueves. 27.01.2022
El tiempo

Solo once trabajadores de Alonso aceptan el traslado a la fábrica de Bueu

Trabajadoras de Alonso y representantes sindicales, en la fábrica este martes
Trabajadoras de Alonso y representantes sindicales, en la fábrica este martes
Son cuatro mujeres y siete hombres, todos fijos, que deberán incorporarse el 10 de junio

Los 41 trabajadores de Alonso acudieron este martes a la fábrica a firmar el acuerdo de traslado o la rescisión de sus contratos. Solo once de ellos, todos fijos —cuatro mujeres y siete hombres—, aceptaron el puesto en Bueu, mientras que ninguno de los 21 fijos-discontinuos quiso irse ni se acogió a la oferta de la empresa de transformar su contrato en fijo, según indicaron representantes sindicales.

Los trabajadores que aceptan el traslado deberán incorporarse el 10 de junio a la nueva fábrica, pero antes tendrán diez días, aparte de sus vacaciones, para buscar alojamiento e instalarse en la localidad pontevedresa. Hasta final de este mes, los once operarios seguirán en la conservera de Celeiro, donde rematarán tareas pendientes y desmontarán la maquinaria que la empresa se lleva, que en un principio era una máquina de cierre y otra de empaque.

«É un cambio moi grande, pero teño 53 anos e aquí non hai traballo para mulleres da miña idade», dice Telma Canoura tras aceptar el traslado

Una de las trabajadoras que aceptó el traslado es Telma Canoura. «É un cambio moi grande, pero teño 53 anos e aquí non hai traballo en ningún sitio para mulleres da miña idade», dice. Para tomar la decisión consideró el compromiso de la empresa de dar un margen de un año de adaptación, en el transcurso del cual los trabajadores que no se adapten puedan rescindir sus contratos en las mismas condiciones en que lo hicieron los 30 que ayer cortaron su relación con la empresa, que recibirán la indemnización que les corresponde más un 30% adicional.

Canoura también destaca el ascenso en la categoría profesional y el aumento en el salario anual de 3.500 euros brutos para ayudar a paliar los gastos de transporte y alojamiento. En principio trabajarán en Bueu con el mismo horario que tenían en Celeiro, de lunes a viernes.

A las puertas de la fábrica, un grupo de fijas discontinuas argumentaba ayer su decisión de no marcharse en un día en que afloraban sus emociones: «Teño na casa a meus pais moi maiores e non podo irme, aínda que me dá pena porque levo 38 anos aquí metida, toda a vida», comentaba una mujer. Otra, con 33 en la empresa, apuntaba que «con 60 anos que teño, non vou deixar ao meu marido aquí só». «Recollín a carta e paseino moi mal. Vou minada», apuntaba otra trabajadora, y una cuarta añadía que «con 63 anos, a estas alturas da vida non me vou ir».

Desde CC.OO. aseguran que las negociaciones con la empresa fueron «muy tensas» y no se muestran satisfechos con el acuerdo adoptado, aunque prevaleció la decisión de la asamblea de trabajadores, con 27 votos a favor y 7 en contra.

Solo once trabajadores de Alonso aceptan el traslado a la fábrica...
Comentarios