martes. 18.01.2022 |
El tiempo
martes. 18.01.2022
El tiempo

LOS QUE MÁS SUENAN

Sillas vacías en el PSdeG

Besteiro, en una rueda de prensa en la sede del PSdeG
Besteiro, en una rueda de prensa en la sede del PSdeG
La renuncia de Besteiro a aspirar a la Xunta acelera los movimientos internos para el relevo. Dirigentes piden adelantar las primarias que el candidato y no el lucense sean ya el foco

"Si un partido como el PSdeG, con su estructura y más de 10.000 militantes, no tiene donde escoger un líder... ¡entonces cómo harán otros!". Con esta afirmación intentaba hacer un llamamiento a la calma un destacado socialista gallego después de que la renuncia de José Ramón Gómez Besteiro a aspirar a la Xunta de Galicia dejase un tanto noqueada a la formación del puño y la rosa. Porque salvo algún que otro núcleo crítico, lo cierto es que había coincidencia en que el lucense era hoy por hoy el mejor cartel si no estuviera enredado con la Justicia.

Fuentes del PSdeG ya daban por hecho, no obstante, que habría más aspirantes que Besteiro a las primarias, aunque muchos dudaban del éxito de cualquiera que se enfrentase a la línea oficial marcada por Ferraz y O Pino. Sería algo así como jugar a las sillas pero con el lucense ya sentado en ella antes incluso de sonar la música, sin dar opción a sus rivales. Pero ahora, con el secretario general fuera de juego, todo vuelve a empezar. Falta por saber quién bailará alrededor de la silla.

QUINIELAS. Lo que nadie dentro del PSdeG parece dudar a día de hoy es que es el alcalde de Vigo y presidente de la Femp, Abel Caballero, el que pone y quita la música su antojo. Y por eso su número dos en el Concello y responsable de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, es la nueva favorita. La avala su experiencia política a nivel local, provincial y nacional, aunque la lastra su vinculación a un Concello excesivamente localista y con nula visión autonómica como el de Vigo, su bajo nivel de gallego o la investigación judicial acerca del enchufe de su cuñada.

Un plan B vigués podría ser la también concejala María José Caride, una figura ya conocida pero a la que condiciona su pasado en el bipartito y el reciente patinazo con la anulación del PXOM vigués.

Falta por saber el peso que le queda a Besteiro y los suyos dentro del PSdeG tras el batacazo judicial, pero su opción inicial sería el alcalde de As Pontes y presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, un político dialogante, dotado de un talente ideal para tiempos de minorías y pactos, pero actualmente noqueado por la imputación judicial a raíz de una ayuda del Concello que dirige a un club de fútbol. Quizás por eso parece cobrar más fuerza la número dos de Besteiro, Pilar Cancela, un nombre a tener en cuenta pese a su reciente marcha al Congreso de los Diputados.

Los exministros José Blanco y Fran Caamaño se descartaron, pero siempre están en la recámara por si fallan los movimientos iniciales, especialmente el de Silva. Y al expresidente de la Xunta Fernando González Laxe hay quien parece dispuesto a animarlo para que dé el paso, apelando a su figura respetada y de consenso, pero al economista coruñés parece que ya le pasó el tren a sus 63 años. El portavoz parlamentario José Luis Méndez Romeu o su predecesor Xaquín Fernández Leiceaga suenan como opciones remotas.

CAMBIAR EL FOCO. Y mientras se acelera el baile alrededor de la silla, distintos dirigentes y cargos del PSdeG empiezan a demandar que se convoquen cuanto antes las primarias y, así, Besteiro salga de un foco mediático que debe ocupar el nuevo aspirante. "Lo conveniente es que la imagen pública sea la del candidato", argumentan, aunque parece que todos dan por hecho que nada se moverá hasta clarificar el panorama estatal.

Sillas vacías en el PSdeG
Comentarios