sábado. 04.12.2021 |
El tiempo
sábado. 04.12.2021
El tiempo

Seat introduce cambios en el León lanzado en 2013

La consola central adopta una pantalla de ocho pulgadas y desaparecen las filas de botones que hay a ambos lados, por lo que su manejo es más fácil

Con tres años recién cumplidos, el Seat León adopta su primera actualización desde que se lanzara al mercado en 2013. Consciente de que las cosas que funcionan es mejor no cambiarlas demasiado, la marca española ha limitado esta actualización a pequeños detalles estéticos tanto en el exterior como en el interior, mayor nivel tecnológico y nuevos motores. 

Aunque, estéticamente, los cambios que adopta el nuevo León no son demasiado perceptibles, sí se ha trabajado en determinados aspectos que contribuyen a dotarlo de una imagen más "fresca", según manifiestan desde la propia marca.

Seat León

Estos cambios en la carrocería se aprecian en los paragolpes más anchos, la calandra y el logotipo frontal de mayor tamaño y los faros de nuevo diseño. En el interior, las diferencias entre este modelo y el actual se centran en la consola central, que adopta una pantalla de ocho pulgadas y en la que desaparecen las filas de botones que hay a ambos lados, por lo que su manejo pasa a ser puramente táctil. Esto se traduce en una mayor simplicidad y limpieza de diseño para la zona del salpicadero y consola central. 

Otra de las novedades destacables es la adopción del freno de mano eléctrico, que se camufla en la consola central, y que sustituye a la tradicional palanca. Este novedoso elemento, que se complementa con el asistente de arranque en pendiente, se acciona a través del pulsador existente al lado de la palanca de cambios. El nuevo León ofrece también nuevos tonos de iluminación interior, ocho en total, y tres nuevos colores de carrocería, que lo hacen más llamativo. 

MÁS TECNOLÓGICO. El resideñado León también dispone de una mayor carga tecnológica que, en función de la versión de la que se trate, puede ofrecerse bien de serie o bien como elemento opcional. 

El sistema de acceso y arranque sin llave, el cargador inalámbrico para el móvil que funciona mediante inducción, el reconocimiento de peatones, el asistente de atascos y la suspensión DCC adaptativa opcional están, entre otros muchos elementos, disponibles de serie para algunos niveles de acabados.

Interior del Seat León

También llama la atención el denominado paquete acústico, que integra una serie de elementos en la estructura del coche para hacer que el interior sea más silencioso. Otra llamativa novedad es el cuadro de instrumentos digital que llegará a lo largo del próximo año. Se trata de una pantalla de 12,3 pulgadas que sustituye los relojes analógicos tradicionales y la pequeña pantalla del ordenador de viaje, por una digital más amplia y rica en opciones. 

MOTORES. La oferta mecánica está compuesta por una gama de gasolina, con potencias que van de los 110 los 180 caballos, y una gama diésel, que cubre un abanico de potencias de 90 a 184. También hay una versión GNC de 110 caballos. 

El motor 1.6 TDI de 115 caballos es la gran novedad y está llamado a ser el superventas de gasóleo. Se trata de un propulsor muy equilibrado por prestaciones y consumo; también son novedad el 2.0 TDI 150 caballos con tracción total y cambio DSG de siete marchas, así como la futura versión Cupra (llega en febrero de 2017) que ahora cuenta con un motor TSI de 300 caballos. 

El nuevo León llega en un momento especialmente bueno para la marca, que ve como sus ventas experimentan un crecimiento sostenido por cuarto año consecutivo. La gama está compuesta por cuatro acabados: Style, Reference, FR y Xcellence, los dos últimos con un sobrecoste de 1.500 euros frente al escalón anterior. Los precios de partida son de 19.080 euros en gasolina (1.2 TSI 110 caballos) y 20.660 euros en diésel (1.6 TDI 90). Las primeras unidades llegarán en enero a los concesionarios.

Seat introduce cambios en el León lanzado en 2013
Comentarios