lunes. 01.06.2020 |
El tiempo
lunes. 01.06.2020
El tiempo

Savia nueva en la repostería melidense

Una receta tradicional de huevos, anís, harina, almendra molida, manteca y azúcar
Una receta tradicional de huevos, anís, harina, almendra molida, manteca y azúcar
La tradición pastelera de Melide se ha cocido a fuego lento durante siglos en los hornos comunitarios que guardaban celosos las recetas de melindres, ricos y almendrados. Postres que hoy son también puerta de futuro para jóvenes de la villa

La gastronomía de Melide está tan íntimamente ligada a su repostería que difícilmente se puede entender cualquier evento social o reunión familiar sin el punto de dulzor que aportan los melindres, los ricos o los almendrados. Esta tradición, que se amasó durante siglos en los obradores familiares y que se fue cociendo lentamente en los hornos comunitarios, mantiene la esencia artesana de antaño, pero sin perder de vista el futuro.

Al contrario de lo que sucede en otros tipos de artesanías, en los que la falta de relevo generacional las está condenando a la desaparición, la repostería tradicional melidense ha sabido despertar el interés de los más jóvenes que ven en ella una fórmula de garantizarse un futuro, cuando menos, digno.

Rubén Rodríguez es, a sus 33 años, un buen ejemplo de esa nueva hornada de artesanos reposteros, que quieren hacer de Melide una inevitable referencia cuando se hable de dulces. Como muchos otros reposteros de la localidad, aprendió el oficio casi sin querer, como un juego, ayudando a su abuela, a su madre y a sus hermanas en el negocio familiar, Casa Melchora. «Sobre todo foron a miña avoa e a miña nai as que me ensinaron o oficio», reconoce. Sin embargo, cuando abandonó los estudios intentó fortuna en otros sectores, «traballei, entre outras cousas, como empregado nunha carpintería metálica», aunque siempre que era necesario echar una mano en casa, allí estaba él para limpiar el horno de leña, amasar o irle pillando el truco al glaseado final del melindre.

Después de un periodo en el que el negocio tuvo que cerrarse ante la imposibilidad de que nadie lo atendiese, Rubén decidió hace dos años reorientar su trayectoria profesional y reabrir las puertas de Casa Melchora, «ahora son a quinta xeración», dice con orgullo.

«Loxicamente, na decisión de dedicarme a isto houbo razóns sentimentais, pero tamén porque hai unha posibilidade de futuro. Creo que se está traballando ben na promoción do melindre e pouco a pouco a demanda vai subindo», asegura.

Rubén explica que las ventas las realiza en el propio despacho del obrador, «a partir de Semana Santa a demanda crece, sobre todo coa chegada dos emigrantes que veñen veranear á vila, pero tamén polos propios peregrinos que cada vez se interesan máis por este produto». Eventos como la Festa do Melindre que se celebra el próximo fin de semana también ayudan al negocio, «máis que un incremento de ventas a feira supón un excelente escaparate da repostería melidense. O importante non é subir as vendas ese día, se non seguir ofrecendo un produto fresco e de calidade, que faga que cando a xente pase por aquí de novo por calquera outro motivo pare e faga unha compra».

Tras dos años al frente del negocio, Rubén se muestra encantado, «son o meu propio xefe e só teño que aguantarme a min mesmo» y, aunque reconoce que es un trabajo «escravo», mantiene que a día de hoy no lo cambiaría por ningún otro.

Nieves Vázquez Pampín regenta desde hace 14 años, junto a su marido, panadería Tarrío. «A idea inicial era producir pan e empanadas, pero ao cabo de dous anos empezamos a facer repostería: ricos, melindres e amendoados».

En la decisión no faltaron detractores, que aseguraban que la producción de estos dulces no merecían la pena, pero el tiempo acabó por darles la razón. «Penso que a producción de postres multiplicouse por dous ou por tres ao longo destes anos e creo que o mercado seguirá crecendo», asegura Nieves, de cuyo obrador salen diariamente unas cien bolsas con una docena de ricos cada una. «A vantaxe deste produto é que se conserva durante varios meses en perfecto estado», afirma.

Tarrío es otro ejemplo de que el relevo generacional en la repostería tradicional melidense funciona. «Traballamos oito persoas, todas da familia. Con nos está a nosa filla, o noso xenro e dous sobriños. Creo que o relevo está asegurado», afirma Nieves Vázquez que, en su momento, aprendió a elaborar estos postres gracias a las enseñanzas de una vecina, Maruja Sierra.

Terra Doce. La Asociación de Repostería Tradicional Terra Doce agrupa a cuatro de los seis obradores que existen en Melide. Su presidente, Alberto Rodríguez, considera que el relevo generacional se produjo de una forma natural, «la media de edad de las personas que estamos al frente de los negocios puede situarse sobre los 40 años, aunque en todos los casos se ha mantenido la estructura empresarial que había, en cuanto a que son pequeños negocios familiares», explica.

Alberto Rodríguez, que también es propietario de la pastelería Estilo, ve el futuro de este tipo de repostería con optimism. «El reconocimiento de la fiesta del Melindre como de interés turístico gallego nos ha dado un impulso muy grande», explica.

«Nuestro futuro pasa por seguir trabajando en la línea que lo hemos hecho hasta ahora, es decir, elaborando estos postres de la misma forma que lo hacían nuestros padres», aunque reconoce que el reto «es cambiar los canales de comercialización. Ya no llega con vender el producto en nuestros despachos, sino que hay que saber sacarlo fuera y abrir nuevas vías, como las que buscamos a través de los maridajes y la colaboración de cocineros de prestigio, como es el caso de Siro González o Iván Domínguez, que serán dos de los nuevos embajadores que nombraremos este año».

El concejal de promoción económica de Melide, Santos López, defiende, por su parte, la necesidad de seguir promocionando el melindre «como símbolo identificativo de Melide. Son dos palabras que están asociadas y debemos trabajar con el objetivo de que lo que es bueno para una también lo es para la otra».

Por este motivo, Santos López asegura que tan importante como el volumen de empleo que pueda generar este sector «es la proyección exterior que este tipo de repostería da a todo el municipio».

Con el objetivo de demostrar que el melindre es un dulce que entra bien a cualquier hora y con cualquier producto, la Asociación de Repostería Tradicional Terra Doce de Melide realiza periódicamente catas en las que se combina este dulce con productos tan variados como cervezas artesanales, aguardientes de Galicia, vinos de diferentes denominaciones de origen y este año, incluso, con vermú.

Precisamente, el 10 de mayo, coincidiendo con la celebración de la Festa do Melindre, varios bares de Melide ofrecerán al mediodía catas de este exquisito dulce combinado con el vermú St. Petroni, elaborado a partir de albariño.

La combinación no puede resultar más sorprendente y gratificante al paladar. Una conjunción perfecta entre la acidez y amargor de la bebida, con la suavidad y dulzura del glaseado del melindre, que no dejará indiferente a nadie.

Los establecimientos participantes en esta experiencia son A Boa Viña, Xaneiro, Dx3, Breogán, Mandil, Hotel Carlos 96, Estilo y Novo Valiente. Paralelamente, varias cafeterías participarán en el CoffeeTour, con el melidre también como gran protagonista.

La Praza do Convento de Melide se convertirá el día 10 en el epicentro de la repostería tradicional, con motivo de la celebración de la Festa do Melindre, que contará con media docena de puestos que ofrecerán los sabrosos melindres, ricos y almendrados que se producen en la localidad.

La celebración, que llega a su vigésima cuarta edición y que está reconocida como fiesta de interés turístico de Galicia, constituye todo un homenaje a los productos que salían de los antiguos hornos comunitarios de Melide, una tradición que no solo se mantiene viva, sino que cada año va a más.

Los actos se iniciarán a las 11.00 horas con la apertura de los puestos, en la Praza do Convento, y a las 12.30 tendrá lugar el pregón, que este año será a cargo de los presentadores del programa Larpeiros de la TVG, Benigno Campos y Lola Gestido. Tras la finalización del pregón se llevará a cabo la entrega de los títulos de reconocimiento a los nuevos embajadores del melindre, entre quienes están, entre otros, los afamados chefs Siro González e Iván Domínguez.

La jornada se completará con la entrega de los premios del VIII Concurso de Debuxo Escolar Melindresricos y, a las 17.15 horas, la compañía Fantoches Baj ofrecerá un espectáculo infantil.

La música también será protagonista durante todo el día. Los ritmos tradicionales de los grupos Froito Novo y Os Melidaos animarán, desde primera hora de la mañana, las calles más céntricas y, por la tarde, a partir de las 18.00 horas, en la Praza das Coles, será el turno de los grupos Leirabuxo, Tanto Nos Ten y Malvela, con la cantante Uxía.

Rubén Rodríguez «Na decisión de quedarme co negocio familiar houbo razóns sentimentais, pero tamén porque lle vin unha posibilidade de futuro» Nieves Vázquez «Traballamos oito persoas, todas da familia. Con nós están a filla, o xenro e dous sobriños. Creo que o relevo está asegurado»

Savia nueva en la repostería melidense
Comentarios