Sábado. 16.12.2017 |
El tiempo
Sábado. 16.12.2017
El tiempo

Santa Mariña no marca la hora

El reloj de Santa Mariña
El reloj de Santa Mariña
El reloj de la iglesia sarriana, que fue sustituido por uno automatizado en 2009, se encuentra averiado desde hace cerca de un año. Esto provoca quejas de vecinos del casco histórico

¿Qué hora es? Los vecinos y los peregrinos que transitan por la Rúa Maior de Sarria no se pueden hacer esta pregunta mirando al reloj de la torre de la iglesia de Santa Mariña, que sufre una nueva avería. El desajuste se produce desde hace cerca de un año, causando quejas de residentes en el casco histórico, quienes reclaman su reparación.

El aparato, que es el reloj público de Sarria, es automático y fue instalado hace ocho años. Según un vecino, las agujas ya no marcan la hora. El dispositivo dispone también de una campana que toca cada 15 minutos desde las ocho de la mañana hasta las diez de la noche, cuando se desconecta automáticamente. Esta continúa funcionando, aunque «vai retrasada uns dous ou tres minutos», indica este sarriano.

Los problemas comenzaron hace cerca de un año y varios vecinos pidieron la reparación de la avería al sacristán de la iglesia de Santa Mariña, quien trasladó las quejas al Ayuntamiento al ser el dispositivo de titularidad municipal. En aquella ocasión la alcaldesa se encargó de ajustarlo, aunque volvió a sufrir problemas. La regidora, Pilar López, señaló ayer que no tenía constancia de la nueva avería y que será solucionada.

«Os residentes do casco vello fíanse do reloxo porque sempre estivo aí e preguntan por que non toca nin dá a hora ben», apunta un vecino. La avería genera también quejas de peregrinos y «causa confusión sobre o horario das misas na igrexa», señala este mismo sarriano.

NUEVO DISPOSITIVO. El reloj y la torre de Santa Mariña es una imagen típica de la villa al encontrarse en plena Rúa Maior y en el Camino de Santiago. El actual dispositivo es el tercero con el que cuenta el tempo desde el siglo XIX. En 2009 el antiguo aparato, que era manual, fue sustituido por uno automatizado.

Un año antes había sufrido un problema y estuvo parado durante varios meses, lo que se achacó a las palomas instaladas en el campanario. El Concello decidió cambiarlo por un sistema electrónico porque la avería que afectaba al mecanismo de funcionamiento impedía su reparación.

El nuevo reloj fue colocado a principios de 2009 por una empresa de Bilbao. Los trabajos de reparación consistieron en el cambio de la esfera y los dos martillos que golpean las campanas, además de la instalación del sistema electrónico que ahora controla el aparato. Para esta actuación, el Concello contó con una ayuda de más de 5.000 euros de la Diputación Provincial de Lugo, dentro del plan de comunidades vecinales.

Hace cuatro años se produjeron los primeros problemas en el dispositivo. En aquel momento también sufrió desajustes y las agujas indicaban una hora, mientras que las campanas otra. Un relojero de Viveiro se encargó de repararlo.

El dispositivo que fue retirado en el año 2009 databa de finales del siglo XIX, cuando se contruyó la nueva iglesia. Entonces el Ayuntamiento sarriano tuvo que adquirir un nuevo aparato porque el existente no servía al no tener la nueva torre la altura suficiente para la cuerda del dispositivo, según se recoge en un estudio incluido en el último boletín del Seminario de Estudos Sarriaos Francisco Vázquez Saco. El aparato fue adquirido en Alemania y tuvo un coste de entre 10.000 y 12.000 reales, apunta la investigación.

Un funcionario del Ayuntamiento tenía que subir diariamente para darle cuerda y realizar las labores de mantenimiento necesarias. El último fue Antonio Díaz Fernández.

Santa Mariña no marca la hora
Comentarios