martes. 04.08.2020 |
El tiempo
martes. 04.08.2020
El tiempo

PRECEDENTE: EL JUZGADO DIO LA RAZÓN A UN ALCALDE DE RIBADEO

Roberto García recurre en el juzgado el acuerdo que lo dejó sin sueldo

Roberto García, alcalde de Xermade
Roberto García, alcalde de Xermade
El regidor xermadés basa su demanda en que la propuesta que aprobó la oposición es "ilegal"

La polémica por la incompatibilidad de cargos del alcalde de Xermade, el socialista Roberto García, para cobrar su sueldo por la dedicación parcial al frente del Concello sigue sumando capítulos. El último es la demanda interpuesta por el propio regidor contra el Ayuntamiento xermadés para recurrir la aprobación en pleno, con los votos a favor del PP y el BNG, el pasado 9 de junio, de una enmienda, presentada por los nacionalistas, para anular el acuerdo del pleno de organización en el que se fijaba el sueldo del regidor y en la que se reclamaba a García Pernas que procediera a la devolución de todo lo cobrado. El alcalde considera que "este acordo é irregular e non axustado á lei". 

La demanda presentada por el regidor xermadés en el juzgado Contencioso-Administrativo de Lugo acaba de ser admitida a trámite. A través de ella, García expone que la citada enmienda no tiene validez legal. "La oposición no tiene postestad para sacar el sueldo de un alcalde que ya fue aprobado en pleno", comentó el regidor, al tiempo que criticó la "encerrona" de la presentación de la enmienda en la sesión de junio, algo que "desconocía". "No tuve tiempo a estudiarla para defenderme", admitió. 

"Quienes votaron en contra de aquel acuerdo podían haberlo impugnado ante el Contencioso, pero no lo hicieron", explica la abogada del regidor xermadés, Sonia García

El BNG presentó entonces una enmienda de urgencia a la propuesta de la alcaldía de modificación del acuerdo que fijaba la retribución de García para eliminar las dos pagas extras que figuraban y que no podía cobrar porque percibir 14 como alcalde es incompatible, al recibirlas ya en su puesto de trabajo como funcionario. El PP apoyó la propuesta de los nacionalistas, a pesar de que entonces la secretaria municipal ya advertía de que su aprobación podría ser nula de pleno derecho, porque la urgencia de la misma no había sido fundamentada y porque no se puede anular un acuerdo por el órgano que lo aprobó. 

"Quienes votaron en contra de aquel acuerdo –el sueldo de 22.600 euros anuales por una dedicación parcial de García, que salió adelante con los votos a favor del PSOE, la abstención del PP y la negativa del BNG– podían haberlo impugnado ante el Contencioso, pero no lo hicieron", explica la abogada del regidor xermadés, Sonia García.  

REACCIONES. La respuesta de la otra parte implicada a la demanda de Roberto García no se hizo esperar. Los dos concejales del BNG mostraron su sorpresa al recibir el pasado miércoles la comunicación de que existe un contencioso contra el Ayuntamiento y comprobar que lo presenta el regidor "porque o Concello correxiu unha inmoralidade, unha irregularidade coa única pretensión de seguir cobrando o seu salario". 

Insisten en que el pleno aprobó una compatibilidad "coa única información facilitada por Roberto García e sen ter datos suficientes para valorar a súa posible dedicación", salvo unos cuadrantes de turnos "sen cruñar nin asinar", así como que cualquier cambio en los mismos deben ser notificados al pleno. 

PP. El portavoz del PP, Antonio Riveira, por su parte, reconoció que García "está no seu dereito". "Nós sempre estivemos dispostos a dialogar sobre o tema e volver a levalo a pleno para adaptar o seu salario ao que mandaba a lei, xa que non estamos de acordo co soldo que se puxo inicialmente", dijo.

Roberto García recurre en el juzgado el acuerdo que lo dejó sin sueldo
Comentarios