Ribadeo consigue acabar el plan de protección del casco histórico tras contestar 122 alegaciones

Estimó 91 de las propuestas, la mayoría referidas a líneas de cornisa o fondos edificables
Casco histórico de Ribadeo
photo_camera Casco histórico de Ribadeo

El alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez Barcia, informa de que el viernes se firmó la aprobación provisional del Plan Especial de Protección e Reforma Interior do Conxunto Histórico (Peprich) de la villa, sobre el que ahora debe pronunciarse la Xunta para que posteriormente sea aprobado en el pleno municipal de forma definitiva. El documento recibió 122 alegaciones.

El regidor detalló que hubo una reunión con los portavoces de los diferentes grupos políticos de Ribadeo y técnicos de la empresa redactora del documento, Eptisa, en la que estos explicaron todos los pasos dados desde hace más de dos años, cuando en abril de 2014 se aprobó inicialmente el Peprich. Esa fecha marcó el principio de un periodo de exposición pública y presentación de alegaciones. "En total houbo 122, que se referiron maioritariamente á revisión de liñas de cornixa ou de fondos edificables", indica Suárez Barcia. De todas ellas, se aceptaron en distinto grado 91 alegaciones, por lo que "practicamente o 75% das presentadas foron estimadas total ou parcialmente".

El alcalde de Ribadeo explica que el documento "é un plan especial urbanístico do ámbito do casco vello" que, aunque en extensión "loxicamente non é tan grande como o Plan Xeral", que afecta a todo el municipio, sí conlleva "un sinfín de informes sectoriais de distintos departamentos" tanto de la Xunta como del Estado; como pueden ser, en el primer caso, de las áreas de Patrimonio, Urbanismo o Medio Ambiente; y de organismos como el Ministerio de Fomento o la Autoridad Portuaria en el ámbito estatal. "En definitiva foron un total de 23 informes sectoriais e houbo que ir adaptándose aos seus requerimentos e nalgúns casos envialos varias veces ata que finalmente todos foron favorables, de aí que puideramos dar este paso, que é a aprobación provisional", dijo.

Ahora el Concello debe remitir el documento a la Dirección Xeral de Urbanismo de la Xunta, "que terá un prazo relativamente curto para facer un último informe" y después será el pleno de la corporación local el que lo apruebe de forma definitiva. "Ese será o último paso necesario para que este Peprich poida entrar en vigor e conseguir os obxectivos que se pretenden".

El regidor destaca la importancia de este documento y dice que con su aprobación "vimos de dar outro gran paso con vistas a que o casco vello de Ribadeo dispoña dun planeamento propio". Fernando Suárez Barcia destaca los objetivos del plan, como son "a conservación, o fortalecemento e a posta en valor da vila de Ribadeo co seu conxunto histórico; manter o uso residencial como un uso característico do casco, contribuír á recuperación das actividades produtivas e rematar a ordenación do borde litoral e dos demais espazos baleiros existentes neste casco vello, así como a mellora dos servizos urbanísticos e de urbanización".

Comentarios