jueves. 20.02.2020 |
El tiempo
jueves. 20.02.2020
El tiempo

Un repaso a los nombres propios del deporte lucense

La apuesta lucense por el deporte ha dado sus frutos.
La apuesta lucense por el deporte ha dado sus frutos.

La provincia de Lugo está estrechamente unida al deporte y eso se percibe en el día a día. Su entorno físico, atravesado por el Miño y otras vías fluviales, propició en su momento el crecimiento del piragüismo y la actividad se mantiene. También es tierra de senderistas, aficionados a la bicicleta de montaña y apasionados de la pesca, sin olvidar otras muchas disciplinas también arraigadas entre la población, como el fútbol o el atletismo.

Esta apuesta lucense por el deporte ha dado sus frutos. La recompensa al esfuerzo de los deportistas se ha traducido en títulos y medallas. Son nombre propios que han llegado a lo más alto y que empezaron su carrera deportiva en Lugo, respirando aires gallegos.

Óscar Burrieza, tenista

Galicia no es tierra de tenistas, pero hubo uno que consiguió una gesta pocas veces alcanzada en España: ganar un torneo de hierba. Y Óscar Burrieza lo hizo, fue en 1997 en el torneo de Manchester. Ese mismo año alcanzó también el cuadro final en Wimbledon.

Burrieza nació y se crió en Lugo, donde sigue viviendo junto a su familia. De pequeño empezó a entrenarse en las canchas junto a su padre Cayetano, que ejercía de funcionario en el Ministerio de Agricultura. En 1995, con tan solo 20 años, se rompió el menisco. Jugaba la tercera ronda de la previa del OPEN USA y ya no pudo seguir. A partir de ahí inició un reguero de lesiones e intervenciones quirúrgicas que le impidieron proseguir con normalidad su carrera. Se retiró en 2003 y aunque intentó volver algún tiempo después, la rodilla no le dio tregua y tuvo que desistir.

Pero Óscar Burrieza nunca se ha separado de la raqueta. Ha continuado su carrera como técnico, entrenando a las nuevas generaciones del tenis español. En su currículo queda haber sido el mejor tenista gallego de todos los tiempos, haber estado en la lista de la ATP por delante de Andrea Agassi y ser el primer español en ganar un torneo en hierba desde 1972, cuando lo consiguió el mítico Andrés Gimeno.

Alessandra Aguilar, atleta

Esta atleta lucense, especialista en filología inglesa, está considerada como una de las mejores corredoras españolas de maratón de todos los tiempos. Nació en Lugo en 1978 y heredó de su padre la afición a las carreras. Con tan solo 2 años ya disputó su primera competición. Se entrenó junto al gran técnico Mariano Castiñeira y pronto alcanzó sus primeros títulos en categorías cadete y júnior. Fue olímpica en los juegos de Pekín 2008, Londres 2012 y Río 2016 y quinta en los mundiales de Moscú 2013. 

Otro deportista lucense que consiguió un papel destacado en competiciones de atletismo fue José Luis Martínez, lanzador de martillo. Nació en 1943 y en los años 60 se trasladó a Barcelona gracias a una beca de formación de la residencia Blume. Después se afincó en Madrid, donde continuo su carrera de deportista. En su currículum constan dos campeonatos de España de martillo y haber representado a España en los juegos de Méjico 1968. Murió en el año 2004.

"Maxacante" y "Ana Penoucos", jugadores de póker

La disciplina del póker ha sido reconocida internacionalmente como un deporte mental a la altura del ajedrez , el Go y el bridge, y en eso también hay lucenses que destacan. El más conocido es “Maxancante”, un joven que siempre juega con pseudónimo y que ha alcanzado un papel destacado en numerosas competiciones físicas y virtuales. Su currículum está pleno de notas destacadas. Hace ya muchos años puso todo su empeño en alcanzar una máxima: aprender cómo jugar al póker al máximo nivel y convertirse en profesional. Y en ello está.

Otro ejemplo es "Ana Penoucos", también de Lugo, y participante habitual en torneos de póker online en directo. Son personas poco o nada conocidas fuera de sus disciplinas, pero que han conseguido su recompensa en las mesas de juego a base de disciplina y entrenamiento mental diario.

Cristian Toro, piragüista

Este palista afincado en Lugo, especialista en aguas tranquilas, ha llegado a lo más alto en las aspiraciones de todo deportista: ser oro olímpico. Fue en los últimos juegos de Río y consiguió la medalla de la mano de Saúl Craviotto, en la prueba de K2 200. Pero el palmarés de Cristian Toro no acaba aquí: en los mundiales de Raice y Montemor-o-Velho (2017 y 2018) alcanzó la medalla de plata en dos especialidades, K2 y K4 y en 2018 se ha colgado dos oros en el Europeo de Piragüismo en Aguas Tranquilas, disputado en Belgrado.

El gran nivel alcanzado en la competición internacional no le ha hecho olvidar sus orígenes como palista en el Club Fluvial de Lugo. Allí volvió hace poco para recibir la insignia de oro del club. Al acto acudió otro nombre propio del piragüismo lucense: Luis Gregorio Ramos Misioné, más conocido como Misi.

Misioné, que tiene ahora 53 años de edad, participó en tres juegos olímpicos entre 1876 y 1984. Fue medalla de plata en Montreal en K4 1000 y obtuvo un bronce en Moscú 1880 en la modalidad de K2. Además alcanzó un total de 8 medallas en diferentes campeonatos mundiales.

Diego López , portero de fútbol

Este portero internacional nació en Paradela en 1981 y empezó como portero en la liga infantil comarcal de fútbol sala. Al mismo tiempo se entrenaba también en fútbol y pronto llamó la atención del CD Lugo, donde entró a formar parte de la cantera. Allí estuvo durante 6 años, desde 1994 hasta el año 2000.

En la temporada siguiente fue fichado por el Real Madrid C, que jugaba en tercera división, y allí ejerció como guardameta titular. Después pasó al Real Madrid B hasta que en 2006 saltó al primer equipo, como segundo portero después de Iker Casillas. En 2007 fue fichado por el Villarreal C.F.; fue la temporada en la que este equipo alcanzó el subtitulo liguero y Diego López obtuvo el premio UEFA al mejor portero revelación. Durante la liga 2008/2009 fue considerado uno de los mejores porteros de la competición y entró a formar parte de la selección española.

Después llegaría el Sevilla FC y en 2013 su vuelta al Real Madrid, donde substituyó a un Casillas lesionado. El fichaje de Keylos Navas propició su traspaso al Milan italiano durante dos temporadas. El R.C.D. Español fue su siguiente club y allí continúa.
 

Un repaso a los nombres propios del deporte lucense
Comentarios