viernes. 21.02.2020 |
El tiempo
viernes. 21.02.2020
El tiempo

Regreso al futuro

Vamos a empezar a hablar de La Crisis así, en mayúsculas. Como El Crack del 29, El Segundo Advenimiento o La Guerra de las Galaxias. De tal forma que cuando nos refiramos a La Crisis ya todos nos acordaremos de este momento histórico. Por ahora sólo es actualidad, que es el primero y más importante escalón de la Historia, pero algún día pertenecerá al pasado. A estas alturas, y cuando el cadáver aún está caliente, ya le habrán definido y acotado por qué pasa lo que pasa. No hay día que no reciba en el correo electrónico una explicación a todo este desastre. Si algo aprendí en la Universidad es que las ciencias sociales valen para teorizar sobre lo ya pasado pero nunca para predecir el futuro. Y aún así, cada vez que tenemos a un economista delante le hacemos las mismas preguntas: ¿Cuánto va a durar este cataclismo?, ¿por qué doy más vueltas en la cama últimamente?, ¿tengo que meter el dinero debajo del colchón?, ¿afectará a mis ronquidos? Somos como el inventor Charles Kettering, que dice en su libro lema ‘Haciendo lo correcto en el momento justo’: ''Me interesa mucho el futuro porque es donde voy a pasar el resto de mi vida''.

Inmersos en este torrente informativo, vivimos el minuto a minuto de La Crisis como un partido de la Champions con sus ocasiones de gol, sus penaltis no pitados y su parte de lesiones. Esta misma semana, en nuestra particular hecatombe local, las cifras del paro (que suben) contrastan con el precio de la vivienda (que no baja).

El mercado se autoregula a su manera y a su tiempo aunque sea en esta remota esquina del mundo; y en esa autoregulación el coste de la vivienda sigue siendo un hit de lo inexplicable, o de lo explicable cuando ya no tiene remedio.

Uno de los momentos que mejor definieron el espíritu de nuestro tiempo y que no supimos ver en su dimensión correcta fue el que protagonizó un joven de 19 años en el programa de televisión 'Tengo una pregunta para usted' con Zapatero en medio del escenario.

La pregunta que le hizo fue así de concreta: ¿Cuándo va a tomar medidas el Gobierno para que yo me pueda comprar una casa?.

El presidente del Gobierno, lejos de disuadirle y de explicarle cuatro cosas elementales, anunció medidas para facilitar el acceso a la vivienda de los más jóvenes, pisos de protección ofi cial y rebajas fiscales.

En ese diálogo de sordos el chaval le contestó: ''Sí, pero yo sigo sin poder comprarme un piso''. Nuestro zeitgeist, o el título con el que hay que explicarlo todo desde el futuro: Haciendo lo incorrecto en el momento justo.

Regreso al futuro
Comentarios