Viernes. 16.11.2018 |
El tiempo
Viernes. 16.11.2018
El tiempo

Rajoy defiende que los duros recortes son los cimientos de la recuperación

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reconocido hoy que "no está en disposición de dar buenas noticias a los españoles" sobre la situación económica, pero ha expresado su convencimiento de que las medidas aprobadas, entre ellas los "duros" Presupuestos de 2012, permitirán que llegue pronto la recuperación.

Unas medidas ante "las que no hay alternativa" -si la hay, sería "infinitamente peor", ha proclamado el líder de los populares- y que "no había más remedio" que promover, dada la gravedad y "extrema dificultad" de la situación en la que se encuentra la economía española.

En su segundo desplazamiento a la sede de Génova desde que es presidente, Rajoy ha protagonizado la reunión de un Comité Ejecutivo Nacional en el que no se ha escuchado ninguna crítica ni a los resultados de las pasadas elecciones andaluzas y asturianas, ambas por debajo de las expectativas, ni a las medidas económicas, marcadas recientemente por la puesta en marcha de los Presupuestos.

100 DÍAS DE UN GABINETE QUE ''SABE LO QUE HACE''

Hoy cumple el líder del PP 102 días al frente del Ejecutivo y eso lo ha recordado él mismo para defender su gestión. Ha afirmado que su Gabinete "sabe lo que hace" y que les guía "un plan de Gobierno sin improvisaciones", y si bien ha reconocido que la coyuntura es "dura" y "de extrema dificultad" ha animado a sus compañeros de partido a explicar las medidas que había que poner en marcha sí o sí.

"Y ojalá dentro de un tiempo, ojalá que sea corto, nos acordaremos del Comité Ejecutivo de hoy", ha destacado antes de proclamar que su Gobierno no variará el rumbo e incidirá en esta senda reformista que permitirá a España "salir bien" de la crisis, "estar donde le corresponde y ser un país fiable que tendrá palabra".

Pero ahora, con los ecos de la huelga general y de unos Presupuestos que conllevan ahorrar más de 27.000 millones de euros, ha asegurado: "Yo no estoy en condiciones de dar buenas noticias a los españoles, lo siento; pero he de decir que estaré en condiciones de dar esas buenas noticias".

LOS CIMIENTOS DE LA RECUPERACIÓN

En la misma línea, ha indicado que "este año no va a ser bueno" y que los ciudadanos tendrán que sacrificarse, de ahí que les haya pedido "comprensión", tanto si le han votado como si no. "Estamos poniendo los cimientos para la recuperación de España", ha declarado. Y justo después ha añadido: "Los cimientos no se ven, pero tener buenos cimientos es lo que nos permitirá construir la economía con solidez y eficacia". "Sin prejuicios" y "sin hipotecas con nadie", la gestión de su Gobierno conseguirá que España salga de la crisis, ha concluido.

Aunque no ha entrado en aspectos concretos de los Presupuestos Generales del Estado, Rajoy ha subrayado que servirán para enviar "una señal muy necesaria a los socios europeos" y a los que prestan dinero a España a pesar, y de esto es "muy consciente" el Gobierno, de que son "duros y dolorosos" e incluyen medidas que "a nadie le gusta hacer".

"Tengo que decir que esto es lo que hay que hacer para corregir los errores e incumplimientos del pasado y no ponernos peor", ha puntualizado acto seguido en referencia a la gestión del PSOE heredada, con la que ha sido muy crítico, pues si se hubiera cumplido el 6 por ciento de déficit el año pasado el ahorro se concretaría ahora en 18.000 millones y no en 27.000.

Son "duras" las cuentas de este ejercicio, pero aun y así, para el presidente, se caracterizan por ser también "justas y equitativas", ya que suben ligeramente las pensiones, mantienen las coberturas por desempleo, congela el sueldo de los funcionarios y excluye la subida del IVA.

Al mismo tiempo, inciden los presupuestos en que tributen más las grandes empresas y que sean las eléctricas las que carguen con gran parte del déficit del sector, estimado en 24.000 millones de euros.

LOS ENEMIGOS DEL PRESIDENTE
El "exceso brutal" del déficit público, los problemas de competitividad de la economía española y el atasco del crédito en los bancos son las tres causas de una herencia negativa que Rajoy, según sus palabras, ha luchado por paliar desde que llegó a la Presidencia.

No habrá más gastos que ingresos y no sólo en la administración central, sino también en las autonómicas y locales. "No es el momento de pabellones, autopistas, aeropuertos ni otras cosas, sino de sentar las bases de la economía española y volver a la recuperación", ha ilustrado. Es tiempo de austeridad y de reformas, y así Rajoy ha avanzado algunas, como la que combatirá el fraude fiscal, en la Seguridad Social o en el seguro de desempleo.

Rajoy defiende que los duros recortes son los cimientos de la...
Comentarios