Jueves. 20.09.2018 |
El tiempo
Jueves. 20.09.2018
El tiempo

Louzán se declara inocente de cohecho y víctima de un "escarnio"

El expresidente de la Diputación de Pontevedra alega que se le quiere "juzgar por ser quien fui" y que no existe irregularidad "ninguna"

El expresidente de la Diputación de Pontevedra, Rafael Louzán, se ha declarado inocente de cohecho y se ha considerado víctima de "escarnio" después de que el juzgado de instrucción número dos de Cambados (Pontevedra) acordase abrir juicio oral contra él, su mujer María Teresa Cores y el exdiputado del PP Severino Reguera 

Sobre este caso, vinculado a los supuestos sobrecostes cobrados en los alquileres de tres bajos comerciales en Vigo, ha criticado las "formas", puesto que se enteró de esta decisión por la prensa, y se ha preguntado en una conferencia ante los medios de comunicación celebrada en Santiago, este jueves, si "queremos justicia o ajusticiar" a Rafael Louzán en una causa sin acusación popular y en la que ha criticado la postura del Ministerio Fiscal, que debería regirse por "pruebas fehacientes, documentales, y no por otro tipo de cosas". 

El actual presidente de la Federación Gallega de Fútbol ha recurrido a un símil deportivo para apuntar que este es un "partido de doble vuelta" en el que no hay vencedor, ni ganador, puesto que es la ida y en ella se ha visto que irregularidad "ninguna", algo que cree que se clarificará "de manera incluso más rotunda" con la celebración de esta vista. 

Louzán recurrió a un símil deportivo para anotar que es un "partido de doble vuelta" en el que no hay vencedor, ni ganador

Se me quiere "juzgar por ser quien fui", aunque "no estamos delante de un caso que se derive de mi gestión pública", ha dicho, y se ha mostrado "plenamente convencido" de la legalidad de todas las actuaciones, además de que todos los testimonios "sin excepción" han sido exculpatorios, de manera que Rafael Louzán lamenta el hecho de "usar a una persona como escarnio" por una acción dentro del ámbito privado. 

Se ha visto, asimismo, como blanco de una "pena de telediario", fruto de una denuncia anónima para "ensombrecer" su gestión, y se siente inmerso en una "secuencia casi de película", motivo por el que le gustaría conocer "qué interés hay en este tipo de proceder".
No obstante, está "muy tranquilo, absolutamente, no puede ser de otro modo si de verdad hay justicia". 

La Fiscalía solicita para Rafael Louzán un año de cárcel, la suspensión de empleo y cargo público durante dos años y tres meses y el decomiso de los tres locales, cuya propiedad comparte con su esposa, María Teresa Cores. 

Para ella, a la que el fiscal considera como "cooperadora necesaria" para que el expresidente de la Diputación cometiese presuntamente el delito de cohecho pasivo, pide el Ministerio Público nueve meses de prisión y catorce meses de suspensión de empleo y cargo público. El exdiputado del PP Severino Reguera, por su parte, está imputado como presunto autor de un delito continuado de cohecho impropio, por el que el fiscal solicita que sea condenado a un año de cárcel. 

El Tribunal Superior de Justicia de Galicia ha señalado como órgano competente para el enjuiciamiento al tribunal de jurado de la Audiencia Provincial de Pontevedra.

Louzán se declara inocente de cohecho y víctima de un "escarnio"
Comentarios