jueves. 02.12.2021 |
El tiempo
jueves. 02.12.2021
El tiempo

Purificación Valiña

La tía Purita se fue hace ahora un año, en silencio y en paz, acompañada por su familia.

La tía Purita era Purificación Valiña Fernández, maestra jubilada que vivió de modo anónimo y feliz 93 largos años durante los que nunca decayó su vitalidad y su peculiar sentido del humor, con el que tanto nos hizo disfrutar.

Purita nació en el seno de una familia de clase media, de las ‘de Lugo de toda la vida’.

Su padre, Ramón Valiña Seijas, conocido como Mosquera, fue el varón deseado de un padre que lo era ya de cinco hijas. Contaba Purita que su abuelo pilló ‘la cogorza del siglo’ cuando nació. Después de ejercer por unos meses como funcionario de prisiones en la cárcel de Lugo, pasó, por iniciativa de su amigo (y padrino de Purita en su momento) Purificación de Cora Sabater, a administrar el diario El Progreso de Lugo hasta su jubilación en 1962.

Su madre, Dolores Fernández Losada, entró a trabajar como costurera, por intermediación de su cuñado, el funcionario de la Diputación David García Jul, en la Casa Cuna en 1924, en el edificio situado en el solar que ocupa actualmente el Museo Provincial, falleciendo prematuramente.

Purita realizó estudios de bachillerato y magisterio. Disfrutó mucho de su docencia, especialmente de su estancia en Castro de Ribeiras de Lea, de la que guardó toda su vida un feliz recuerdo. De allí se trajo como compañía a Ángeles, que permaneció con ella hasta su matrimonio en 1998. Otra persona importante en su vida fue su sobrino, el periodista vilalbés Moncho Paz López, de la céntrica tienda conocida como la Casa de los Marios, que vivió con ella mientras cursaba sus estudios en Lugo y de quien contaba siempre alguna anécdota.

De esta etapa y de la que pasó en el barrio del Puente guardaba decenas de papeles y murales que le dedicaban sus alumnos, con los que tanto disfrutó hasta su jubilación en 1992.

Purita llevó, hasta que el confinamiento por la covid-19 se lo impidió, una vida social muy activa, junto a un nutrido grupo de amigas y compañeras. Prefería disfrutar con sus amigos y no perdió ocasión de viajar dentro y fuera de España con ellos, especialmente con los Amigos de los Castillos. Aunque los últimos meses de su vida se vio limitada por las circunstancias, no dejó de salir y mantenerse activa hasta el final, el día 1 de noviembre de 2020.

Descansa junto a sus padres, a los que toda su vida tuvo muy presentes y nos dejó un cálido recuerdo que despierta en todos los que la queríamos una sonrisa. ¿Qué mejor herencia se puede dejar? Su familia.

AGRADECEMENTOS. A familia da finada Visitación Luisa Quintana Peña (q.e.p.d.), ante a imposibilidade de contestar ás numerosas testemuñas de pésame, agradece por este medio a asistencia á misa celebrada onte en Lugo, e as mostras de condolencia recibidas.

—A familia da finada Concepción Martínez Pérez (q.e.p.d.), ante a imposibilidade material de contestar ás numerosas testemuñas de pésame, agradece por este medio a asistencia aos actos de funeral e enterro celebrados onte en Lugo, e as mostras de condolencia recibidas.

Purificación Valiña
Comentarios