miércoles. 16.06.2021 |
El tiempo
miércoles. 16.06.2021
El tiempo

Prudencia, perdón y sinvergüencería

UNA NUEVA operación judicial contra la corrupción en la administración local en Galicia apareció ayer como los temporales de este invierno, que se suceden de forma ininterrumpida. Piden prudencia desde los ámbitos políticos a la hora de valorar o enjuiciar públicamente hechos y personas. El discurso de un responsable político que se quede solo ahí es absolutamente insuficiente. La dimensión de unas prácticas políticas cuando menos dudosas pide más calado que el de «dejar trabajar a los jueces». La llamada a la responsabilidad, y la exigencia de la misma, debe incluir a los propios cargos públicos y a los dirigentes que los sitúan como candidatos en las listas. Las responsabilidades penales serán las que sean. Les corresponde a los tribunales de justicia fijarlas. Pero no será discutible a estas alturas que hay una sinvergüencería peligrosamente introducida en la política gallega. Toca, desde el realismo y si las luces del poder no deslumbran, pedir perdón a la ciudadanía y comprometerse en una línea de rectificación. Será un desprecio y una ofensa a la ciudadanía que se pretenda hacer ver como normal toda práctica atípica, de sinvergüencería, que no entre en el delito penal.

PERIODISMO PLACEBO

Marwan, el niño sirio de cuatro años, no cruzó solo el desierto desde su país a Jordania. Fue Twitter con un reportero de ocasión, un miembro de Acnur, quien colocó la foto de la soledad en la red y contó esa historia tan entrañable: solo con su bolsa de plástico cruzó el desierto. La CNN bebió otra vez en Twitter, en lugar de ir a las fuentes. El niño estaba realmente apartado unos cientos de metros de su familia. Nada más. ¡Lástima!

Prudencia, perdón y sinvergüencería
Comentarios