Martes. 25.09.2018 |
El tiempo
Martes. 25.09.2018
El tiempo

Propuesto el oficial de la Policía para una distinción por sus 25 años de servicio

El agente mantiene un pleito con la alcaldesa de Sarria, que acaba de reactivarle un expediente disciplinario tras perder en el juzgado

El oficial de la Policía Local de Sarria, el cual mantiene un pleito desde hace meses con la alcaldesa, ha sido propuesto para recibir una distinción de la Xunta por haber superado los 25 años de servicio en este cuerpo.

La normativa de la Consellería de Presidencia contempla la entrega anual de un distintivo de permanencia a aquellos agentes que cumplan un cuarto de siglo en la Policía Local sin que consten antecedentes desfavorables en su expediente personal o pendientes de cancelar. Para ello, tal y como recoge la norma, es requisito que los respectivos Ayuntamientos certifiquen, antes del día 15 de febrero de cada año, que no existen esos antecedentes en el expediente personal, una certificación que en este caso sí emitió el Concello, según pudo saber este diario.

Consultado a este respecto el inspector jefe de la Policía Local, Francisco Lara, consideró que en estos momentos el oficial se adapta a los requisitos establecidos por la ley, de modo que previsiblemente recibirá el distintivo de permanencia durante la fiesta de la Policía Local que se celebrará el próximo mes de mayo.

Lo curioso del caso es que el Concello, casi al mismo tiempo que determina que el agente cumple con las condiciones para obtener esta distinción, le reactiva un expediente disciplinario, el cual se encontraba parado desde hacía meses al estar en marcha un procedimiento judicial.

La alcaldesa, Pilar López, le abrió expediente el día 17 de marzo del pasado año en el que le atribuye «insubordinación» a autoridades o mandos, «grave desconsideración» con un superior, «desobediencia» a las órdenes dadas, «no prestar servicio alegando supuesta enfermedad o simulando mayor enfermedad de la misma» y «atraso o negligencia en el cumplimiento de las funciones y órdenes recibidas», la primera considerada «falta muy grave», la última «leve» y el resto «graves».

Este expediente estuvo parado durante meses porque la regidora promovió también una demanda penal contra el agente por los mismos hechos, la cual fue archivada por el juzgado de Sarria al no apreciar delito de desobediencia.

La resolución judicial es firme al no ser recurrida por la alcaldesa, tras lo cual esta ordenó al instructor del expediente disciplinario seguir con su tramitación.

Por su parte, el agente inició tras el archivo de la causa medidas legales contra Pilar López y otras personas, a las que llamó a una conciliación previa a una demanda penal por supuestas injurias.

Propuesto el oficial de la Policía para una distinción por sus 25...
Comentarios