Préstamos ICO caen en un "área gris" que preocupa a las empresas

Las reformas introducidas en la Ley Concursal podrían hacer que las empresas sean incapaces de reestructurar o refinanciar sus deuda
Banco

Los primeros años de la pandemia fueron de los peores que ha vivido el sector privado español en toda su historia moderna, con restricciones creadas para limitar la transmisión de la enfermedad que, en la actualidad, ya ha matado a más de 100.000 personas en nuestro país. Sin embargo, estas medidas también llevaron a miles de empresas a cerrar sus puertas de forma definitiva.

Tratando de mitigar la crisis causada por el cierre masivo de negocios, tan solo en el 2020, el Gobierno, a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO), aprobó más de 300.000 millones de euros en préstamos para las empresas. Ahora, con el periodo de amortización en proceso, y el surgimiento de nuevas reformas empresariales en el país, estos créditos estarían causando temor.

Préstamos ICO en un área gris

Esto sería en consecuencia de las recientes reformas introducidas en la Ley Concursal que, aunque tendrían como objetivo acelerar la reactivación de la economía, estarían dejando a los préstamos ICO en un "área gris". La preocupación se generaría debido a la participación de Hacienda en la creación de acuerdos.

Ya que las nuevas reformas le brindan poder adicional a los tenedores de deuda, ahora estos pueden invocar una cláusula de arrastre. Sin embargo, para que se pueda llevar a cabo el arrastre (o incluso la quita) es necesario llegar a un acuerdo con Hacienda, que hace las veces de avalista.

Según el socio director de Noguerol Abogados, Carlos Noguerol, Hacienda se ha opuesto sistemáticamente a la aprobación de convenios. Esto quiere decir que, si Hacienda mantuviese esta misma línea de acción, la mayor parte de las empresas "ayudadas" sería incapaz de reestructurar o refinanciar su deuda.

Si bien se afirmaba que los créditos ICO representaban un peligro menor para la economía debido a un bajo riesgo de impago, la invasión del régimen ruso sobre Ucrania estaría cambiando la situación dramáticamente. Mientras que a finales del 2021 el riesgo de impago era del 20%, esa cifra ha incrementado en un 50%.

Esto lo afirma un reportaje reciente de Vozpópuli donde, citando a fuentes cercanas al ICO, se explica que los créditos en riesgo de morosidad ya alcanzan los 30.000 millones de euros, muy por encima de los 20.000 millones calculados por el Banco de España a principios del 2021.

Las empresas dedicadas a hostelería y comercio serían las principales afectadas.

¿Y qué pasa con los préstamos tradicionales?

Todo lo contrario estaría ocurriendo en el sector de los préstamos tradicionales, con los niveles de riesgo de España manteniéndose por debajo de la media regional. Mientras que en Europa el porcentaje de préstamos en riesgo de impago sería cercano al 10%, en España sería del 6,7% según la Autoridad Bancaria Europea (EBA).

No se trata de una cifra necesariamente positiva, ya que la deuda total sería de las más altas de la historia alcanzando los 191.200 millones de euros, sin embargo, sí muestra que algunos sectores de la economía aún tendrían la capacidad de hacer frente a sus deudas.

Antes de solicitar financiamiento, te invitamos a visitar comparadores como Préstamos Perfectos para asegurarte de elegir una opción adaptada a tus finanzas.

En cuanto al posible incremento del riesgo en los próximos meses, el BdE asegura que buena parte de los bancos manejaría la situación de forma efectiva, encontrando los mayores problemas de solvencia en aquellos sectores que han tenido más dificultades para reponerse de la crisis derivada de la pandemia.