viernes. 06.12.2019 |
El tiempo
viernes. 06.12.2019
El tiempo

Polín solo necesita una abstención para volver a ser alcaldesa en Guitiriz

Simpatizantes y miembros de la lista socialista celebraron la victoria
Simpatizantes y miembros de la lista socialista celebraron la victoria
La líder socialista asegura que hablará con todos los grupos, aunque solo pactaría con el BNG

Los recuentos le dieron la mayoría absoluta durante casi toda la noche, pero, al final, se quedó en seis ediles, a uno de no depender de nadie. Aun así, Regina Polín lo tiene todo a su favor para volver a ser la alcaldesa de Guitiriz tras cuatro años en la oposición. Solo necesita una abstención de alguna de las otras cuatro fuerzas políticas, al ser casi una utopía que entre ellos llegasen a un acuerdo de gobierno.

"Os resultados para min son moi bos, porque con cinco candidaturas é difícil contar con isto", analizaba ayer, confiada en que será la próxima alcaldesa "porque non creo que o BNG apoie a outros por ideoloxía e personalidade". El BNG sería precisamente la única fuerza con la que pactaría, tal y como ya aseguró en la campaña, aunque sí se muestra dispuesta "a dialogar con todos".

Ya sea con los nacionalistas o en solitario, lo que tiene claro Polín es que espera que este sea "un mandato tranquilo, no que se poida traballar por Guitiriz".

Pese a esta invitación en toda regla a unir fuerzas, el líder nacionalista, Xosé Lois González Souto ‘Pereira’, se mantiene firme en su propósito de no pactar, aunque sí estaría dispuesto «a dialogar con todos os grupos». Sin querer avanzar qué posición adoptará el partido el día 13, Pereira aseguró que el viernes celebrarán una reunión para estudiar la situación.

En lo tocante a sus propios resultados, el portavoz nacionalista agradeció el haber conservado los mismos apoyos que en 2011: «Baixamos 15 votos, pero tamén baixou o censo», dijo.

En el otro lado de la balanza se sitúa el gran perdedor de las elecciones, el Partido Popular de Xosé María Teixido. Sus cuatro ediles se antojan insuficientes para hacerse con la alcaldía. «Non vexo posibilidades de gobernar», apuntó, asegurando que su propósito es hacer labor de oposición, aunque cualquier decisión que tome será consensuada con la dirección del partido.

Resignado y decepcionado tras la pérdida de más de 700 votos, Teixido reconoció que contaba con una reducción en los apoyos tras los problemas internos y la escisión en el partido, pero confiaba en resistir mejor en unas elecciones complejas y con muchas opciones. El líder popular no quiso dejar pasar la oportunidad de agradecer a sus compañeros de filas «o seu apoio e o seu traballo», así como a todos aquellos vecinos «que nos deron a súa confianza» en esta convocatoria electoral.

Su socio de gobierno, el independiente Jesús Veres, conserva la única acta de concejal que ya tenía y logra resistir en la corporación pese a perder apoyos y ser la lista menos votada. Reconoce que los resultados «non son o que eu pensaba, pero é o que queren os cidadáns e hai que aceptalo», dice, al tiempo que avanza su propósito de realizar labor de oposición los próximos cuatro años: «Manteño o meu posto, na oposición xa estiven máis veces», aseguró.

Un acuerdo entre Polín y Veres se antoja imposible, ya que una vez fueron compañeros de filas y la ruptura fue dramática. De hecho, fue su apoyo a Teixido el que certificó el fin de los ocho años de gobierno de Polín. Pese a estos antecedentes, el líder independiente se muestra «aberto a conversacións» y puntualiza que «é con Regina con quen non quero pactar, pero co PSOE pódese falar, aínda teño amigos nel».

Teixido reconoce la falta de posibilidades para formar gobierno y está dispuesto a liderar la oposición, aunque antes hablará con el partido

Polín solo necesita una abstención para volver a ser alcaldesa en...
Comentarios