Planificación financiera en tiempos de incertidumbre

una mujer trabajando con gráficos

En un mundo cada vez más impredecible, saber afrontar los cambios es fundamental, sobre todo los que afectan a la economía. Y en tiempos de incertidumbre económica, la planificación financiera personal se convierte en una herramienta muy necesaria.

Nunca se sabe cuándo puede surgir una situación que ponga en riesgo el bienestar financiero de una persona o una familia, y por ello es vital tener un plan de acción para afrontar los desafíos cuando estos se presenten. Un plan que nos permita mostrar cómo planificar los gastos del hogar y anticipar los imprevistos para los temidos momentos de incertidumbre. Y, sobre todo, nos debe permitir contar con las estrategias de inversión adecuadas a nuestro perfil y nuestras circunstancias para impulsar nuestras finanzas y tratar de alcanzar nuestros objetivos financieros con el acompañamiento de un profesional de las finanzas. 

Porque es importante saber anticiparse a emergencias o imprevistos, sin que eso comprometa nuestro propósito de alcanzar esa meta. Y aquí es donde entra en juego la planificación.

¿En qué consiste la planificación financiera? Dicho de forma resumida, es un proceso clave para tomar decisiones informadas, y establecer la hoja de ruta y las soluciones adecuadas para llegar a nuestros objetivos en el horizonte temporal correspondiente.

Para tomar buenas decisiones ahora y en el futuro, es necesario conocer tanto la situación actual como los pasos que se pueden dar para optimizar la planificación financiera familiar, teniendo en cuenta variables internas y externas.

¿Cuál es la situación actual en España?

La economía española se ha enfrentado a varios desafíos significativos en los últimos años, al igual que el resto del mundo, que después de la pandemia trata de recuperarse y volver a la normalidad, lo que está costando más a unos que a otros.

En esencia, España se enfrenta a:

  • Inflación: el aumento generalizado de los precios, en especial los de la energía y los alimentos básicos, impacta de forma directa en el poder adquisitivo y la estabilidad financiera de las personas. Al reducir el valor del dinero, nuestros ahorros y salarios pueden verse afectados, incluso nuestras inversiones, si no se tiene una buena planificación familiar y planificación financiera.
  • Incertidumbre geopolítica: las tensiones internacionales y episodios como la guerra en Ucrania generan mucha volatilidad en los mercados. Esto tiene un efecto directo en los ahorros y puede repercutir en la rentabilidad del capital invertido.

Para contrarrestar este efecto, es fundamental entender cómo afectan este tipo de situaciones y tomar medidas para proteger nuestras finanzas.

Cómo puedo planificar mis finanzas actualmente

A pesar de estos desafíos, una planificación financiera personal y familiar proporciona herramientas para tomar buenas decisiones y tener una economía más protegida en el futuro:

  • Establece objetivos en tus finanzas. Define tus objetivos financieros y fija metas para alcanzarlos. ¿Quieres comprar una casa, ahorrar para la educación de tus hijos o adelantar la fecha de tu jubilación? Tener claro lo que quieres conseguir te dará la motivación que necesitas y en qué dirección tienes que avanzar.
  • Comunícate con tu asesor financiero. Un asesor financiero experimentado puede ayudarte a decidir cómo planificar tus finanzas personales en función de tus necesidades y objetivos. Te dará asesoramiento experto para evaluar tu situación actual, análisis de las oportunidades de inversión y ahorro, y gestión de riesgos y otros aspectos financieros.
  • Establece un presupuesto realista. Una planificación financiera familiar adecuada requiere conocer todos los ingresos y gastos, para entender a dónde va el dinero. Un presupuesto realista te ayudará a tener el control, asignar recursos de manera eficiente y evitar gastos innecesarios. Podrás cubrir tus necesidades básicas, ahorrar y alcanzar tus objetivos.
  • Controla tus gastos. Complementario al punto anterior. Lleva un registro de todos los gastos diarios, incluso los más pequeños, e identifica donde puedes ahorrar en tu economía. Compara precios, aprovecha ofertas y utiliza herramientas de gestión que te permitan reducir gastos en las áreas en las que sea posible.
  • Plantea nuevos horizontes. Invertir puede ser una estupenda manera de aumentar tu patrimonio a largo plazo. Sin embargo, es muy importante hacerlo de forma responsable y diversificar para reducir los riesgos. Comentarlo con un asesor financiero puede ayudarte a crear tu cartera de inversiones de acuerdo con tu perfil y objetivos.

Cómo puedo mejorar mi planificación financiera

Una vez establecido cómo planificar mis gastos, es momento de ir más allá y llevarlo al siguiente nivel. Para hacerlo hay una serie de estrategias clave para optimizar el plan, alcanzando una mayor estabilidad y seguridad económica:

  • Organiza tus deudas junto con tu asesor financiero. ¿Cargas con deudas? Establece un plan estratégico de amortización efectivo para pagarlas cuanto antes, sobre todo las que tienen mayores tasas de interés. Prioriza las deudas más grandes y busca estrategias para reducirlas y librarte de ellas en el menor plazo posible. Así liberas flujo de efectivo que te permite ahorrar o invertir con una mayor tranquilidad.
  • Plantéate ahorrar para un fondo de emergencia. Tener un colchón financiero te permitirá hacer frente a imprevistos, como la pérdida de empleo o una enfermedad. Una recomendación es acumular el equivalente entre 3 y 6 meses de tus gastos básicos. Aportar de forma regular a estos ahorros aumenta la seguridad si surge alguna emergencia y podrás superarla con menos agobios.
  • Cuenta con el asesoramiento necesario. Con la ayuda de un asesor financiero puedes optimizar tu plan financiero, identificar oportunidades de inversión, gestionar mejor los riesgos y tomar decisiones acertadas en un entorno económico cambiante.

Banco Mediolanum aboga por una mejor planificación financiera

La planificación financiera personal es un factor esencial en cualquier momento, pero aún más cuando se acercan tiempos de incertidumbre. Tomar decisiones informadas y tener el control de la economía familiar es una herramienta fundamental para mantener la tranquilidad ante situaciones delicadas.

En Banco Mediolanum defienden que la planificación financiera es la clave para lograr el bienestar, y por eso animan a todos, sea cual sea su edad y metas en la vida, a contar con un plan financiero efectivo. Sus Family Bankers tienen la experiencia necesaria para que puedas analizar tu situación y poner rumbo a tus objetivos con un seguimiento continuo y profesional.