viernes. 16.04.2021 |
El tiempo
viernes. 16.04.2021
El tiempo

Pilar Eyre: ''Al Rey no le importa que se conozcan sus infidelidades''

Pilar Eyre (Foto: Marta G. Brea / Faro de Vigo)
Pilar Eyre (Foto: Marta G. Brea / Faro de Vigo)

El cordón sanitario que existía sobre la Familia Real española está desapareciendo. La periodista barcelonesa con orígenes en O Saviñao Pilar Eyre afloja considerablemente ese cordón en ‘La soledad de la Reina’ (La Esfera de los Libros), en la que reconstruye la trayectoria vital de Doña Sofía publicando hasta los episodios más ásperos

La biografía de Doña Sofía le costó a Pilar Eyre un cese temporal en sus colaboraciones con Telecinco. La periodista revela que tanto la Casa Real como el máximo responsable de Telecinco, Paolo Vasile, negaron estar detrás del veto.

El libro ya está en la tercera edición. Ha levantando un revuelo inmenso y le ha reportado ser vetada en Telecinco, donde trabajaba. No revela usted nada especialmente escandaloso.

La verdad es que fue una sorpresa porque salió hace tres semanas. En Telecinco ya estoy de vuelta.Las infidelidades del Rey eran sabidas y aparecían en otros libros. Muchas de las cosas que cuento han sido recogidos ya por Jesús Cacho, García Abad o Peñafiel, pero es la primera vez que se reúnen en un libro y que se cuenta todo lo que sufre la Reina. No saco los nombres, solamente los episodios; aunque ya se están lanzando por ahí, diciendo que si la actriz es esta o la modelo es esta otra.

¿Temía la reacción de la Casa Real?

Yo había escrito todos los nombres, pero los abogados de la editorial me aconsejaron que no los sacase. No por temor a la Casa Real, sino por las personas particulares, que se podrían querellar. Tuve una llamada de la Casa Real en la que se me comunicaba que los señores habían leído el libro, que no les había gustado, pero no me iban a denunciar, ni iban a hacer un desmentido ni a comentar nada porque ellos están a favor de la libertad de expresión.

¿A quién atribuye entonces que le notificasen de Telecinco que dejaba de colaborar con la cadena?

He vuelto a Telecinco, lo que pasa es que no me dejan hablar del libro ni que se hable. Iba a participar en una mesa redonda sobre Urdangarín y me dijeron que tampoco podía hacerlo sin que me diesen explicaciones. Después de mi regreso he preguntado por los pasillos y supe que tampoco fue cosa de Vasile, que él no me vetó, sino que es más bien una consecuencia de una guerra entre productoras.

Esta biografía se suma a informaciones sobre los problemas sentimentales y profesionales de la Familia Real.

Están en un momento delicado en el que está desapareciendo el respeto y el tabú que se ganó el Rey con su heroica actuación el 23-F. Empezamos a verla como una familia normal con su oveja negra, que es Urdangarín; un padre mujeriego y seductor; una madre sufrida y unas hijas que no se han casado al gusto de sus padres. Son una familia como las demás.

Antes no se la trataba así. ¿Qué ha pasado?

Antes existía un pacto de caballeros entre los directores de los periódicos, no sé si explícito o implícito, para no tocar temas de la Familia Real. El Rey, como lo sabía, actuaba con desenvoltura, pero esa bula está terminada. Mi libro es el primero de más que vendrán. Cuando lo estaba preparando, hubo alguien que se lo comentó al Rey. A lo que él contestó: «¿Y qué va a decir, que tengo novias? Como es verdad...»

Parece que le resulta indiferente que se conozcan sus relaciones extraconyugales, que está de vuelta.

En el plan de las mujeres, sí. Por gente cercana sé que lo que cuento en el libro no le afecta porque lo que importa es la institución y la trato con respeto.

Este asunto tan morboso está tapando los dos grandes temas de su trabajo, que son la infancia y la juventud de Doña Sofía, y la lucha por el poder que mantuvo Don Juan Carlos con su padre y con Alfonso de Borbón, duque de Cádiz.

El Rey comentaba a sus amigos: «Me gustaría ver cómo os bandeáis vosotros entre esos dos viejos», en referencia a Franco y a Don Juan. Un amigo suyo me decía que Don Juan Carlos es muy listo porque ideó una estrategia finísima para bandearse con los dos viejos, para contentar a su padre y a Franco, y llegar a ser Rey de España. El Rey dice que el príncipe Felipe tiene que vivir su 23-F.

Apunta en el libro que el príncipe ha pasado el 5 por ciento de la vida de su padre.

Don Juan Carlos lo pasó muy mal, mientras que su hijo ha tenido una vida fácil. La vida del Rey fue dura, pasó trece años viviendo como un rehén de Franco, con micrófonos hasta debajo de la cama matrimonial y bajo la sospecha de que era un espía del Pardo.

Doña Sofía intervino en la pugna por suceder a Franco. Es una apasionada de la política.

Si no es por su ayuda, Don Juan Carlos no sería rey y ella no sería reina. Franco estaba casi enamorado de ella, ya decía su mujer que le había «robado el corazón a Paco».

Lo más novedoso de ‘La soledad de la Reina’ es el trabajo de investigación que hace sobre la infancia y la juventud de la Reina.

Sí, mucha gente habla sobre ella como si hubiese nacido al llegar a España, pero tuvo una vida muy dura como exiliada. Fue una princesa pobre, que andaba de país en país y que pasó hambre, frío y enfermedades.

Sin embargo, Doña Sofía tiene una buena impresión de su paso por un internado alemán extremadamente duro. Entiende que pasar allí unos años le ayudó a hacerse un carácter firme.

Tenían que deshacer bloques de hielo para poder ducharse. El internado, situado en Alemania, pertenecía a su familia y estaba regido por su tío Jorge de Hannover y seguí el método ideado por el pedagogo Kurk Hahn. Es una educación dura con disciplina prusiana y horarios muy rígidos.

SUCESIÓN
«La historia se repite porque hay un partido de Don Juan Carlos y un partido de su hijo»

El último NÚMERO de la revista monárquica Point de Vue atribuye a Doña Letizia el papel de «rescatadora» de la Familia Real española.

La bibliografía que aparece en su libro indica que usted manejó un centenar de libros para escribir esta biografía y cita a numerosas fuentes. Me sorprendieron ayer unas declaraciones de Raphael Morata, de Point de Vue, en las que le acusa de publicar «rumores, leyendas urbanas y odiosas calumnias» en esta biografía.

Morata es injusto porque he hecho un gran trabajo de investigación, contrastando los datos. Trato de apartar las leyendas urbanas y las confidencias interesadas. Lo que escribo está apoyado por dos personas del entorno del Rey a los que no cito porque así me lo pidieron. Hay gente interesada en intoxicar para que haya un cambio de Rey, para que Don Juan Carlos abdique en su hijo. Detrás de Point de Vue también hay intereses. Ese titular del «rescate»... como si no fuésemos mayorcitos en España para rescatarnos solos.

Don Juan Carlos tuvo que enfrentarse a su padre. ¿Ahora tiene que hacerlo Don Felipe con el suyo?

Hay un partido del Rey y otro del Príncipe. A Don Juan Carlos le parece que no han educado bien a su hijo y culpa de eso a su mujer. No le gusta Letizia, pero, como va a ser reina, se calla.

Pilar Eyre: ''Al Rey no le importa que se conozcan sus infidelidades''
Comentarios