viernes. 07.08.2020 |
El tiempo
viernes. 07.08.2020
El tiempo

Pedir préstamos con Asnef es muy sencillo y rápido

Hay minicréditos con muy buenas condiciones que pueden ser pedidos aún figurando en las listas de morosos 

Puede que muchos ciudadanos nunca hayan oído en su vida la palabra Asnef y desconozcan cuál es su significado. Quizá sea mejor para ellos pues Asnef hace referencia al listado más famoso de morosos que existe en la actualidad. 

Asnef son las siglas de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito y es un fichero en el que, tradicionalmente, son incluidos ciudadanos que tienen deudas. Las empresas son quienes denuncian a los usuarios a ASNEF cuando consideran que uno de sus clientes no ha cumplido con sus obligaciones económicas con las mismas. No existe un límite económico y basta con que la compañía proporcione a esta asociación los datos del moroso para incluirle en Asnef.

No obstante, para ser incluido en este fichero de morosos la empresa que denuncia debe justificar que existe una deuda cierta, no pagada a tiempo vencido y haber requerido el pago de la deuda de modo formal. 

Según dicta la ley, el usuario que es incluido en Asnef debe ser informado en un plazo de treinta días después de realizar la inscripción. A partir de este momento, el deudor tiene un margen de diez días para satisfacer su deuda. Si no lo hace, corre el riesgo de ser declarado moroso durante un período de seis años. 

Asnef y la financiación

Hasta hace unos pocos años, ser incluido en Asnef implicaba que ninguna entidad financiera iba a proporcionar un crédito. Todo ciudadano en Asnef veía que sus posibilidades de obtener un préstamo, de cualquier cuantía, se veían reducidas a nada. Sin embargo, hoy en día, afortunadamente, la situación ha cambiado. Hay  entidades financieras alternativas, distintas a los bancos tradicionales, que ofrecen créditos rápidos con Asnef en condiciones muy ventajosas. 

Estos créditos rápidos son ideales para afrontar un gasto imprevisto, ayudar a pagar los gastos de unas vacaciones, liquidar impuestos inesperados o para afrontar cualquier urgencia económica que no estaba prevista en la economía familiar y que necesita una solución urgente. 

En qué consisten los créditos rápidos con Asnef 

Los créditos rápidos con Asnef permiten obtener liquidez en un plazo de tiempo muy corto, por lo que constituyen la solución más adecuada ante un gasto que no era esperado. El plazo de tiempo en el que pueden ser obtenidos estos créditos oscila entre las 24 y 48 horas.

Una ventaja importante que presentan estas soluciones crediticias es que no es necesario justificar por parte del solicitante la razón por la que es pedido el dinero. Y la documentación que se pide para realizar el trámite es mínima. Esto contrasta con los bancos tradicionales, que obligan a justificar los motivos del préstamo y piden una gran cantidad de documentación para pedir cualquier crédito. Entierran al solicitante en una gran cantidad de burocracia, que con los créditos rápidos con Asnef ha desaparecido. Los bancos suelen pedir nómina como requisito indispensable mientras que esta condición ha desaparecido con los nuevos préstamos. 

Por otra parte, la solicitud de préstamo puede ser realizada en cualquier momento, sin restricciones de días u horarios, y desde cualquier lugar. Es así porque dicha solicitud es efectuada en la mayor parte de los casos online. Para ello solo hace falta un ordenador y conexión a Internet.   

Por último, hay una gran variedad de créditos rápidos con Asnef entre los que elegir. Algunos ofrecen ahorros con cancelación anticipada, el primer préstamo gratis o posibilidades de prórrogas. En todo caso, cada usuario debe buscar entre las características de estos créditos para encontrar el que más se ajuste a sus necesidades personales.

Condiciones para usuarios con Asnef  

No obstante, es importante destacar que no todos los ciudadanos que están incluidos en ficheros de morosos  pueden optar a créditos rápidos con Asnef. Hay dos requisitos generales para que el crédito con Asnef sea concedido:

  • En primer lugar, el moroso no debe tener deudas relacionadas con entidades bancarias. No es un problema si las deudas han sido contraídas con compañías de la luz, telefonía o internet.

  • En segundo lugar, dichas deudas no deben superar la cantidad de 1.000 euros, aunque hay algunos prestamistas que sí aceptan estas cantidades y algo mayores. Cuando la deuda con Asnef sea muy elevada, el moroso deberá buscar otra vía alternativa, avalando su crédito mediante posesiones como coches o casas. 

¿Qué pasa si se quiere salir de Asnef? 

¿Es fácil salir de un listado de morosos como Asnef? En principio, no debería ser complicado salir una vez que se ha satisfecho la deuda contraída. El usuario debería ser dado de baja en un plazo de 48 horas. De no ser así, el ciudadano tiene derecho a reclamar y tomar las medidas legales que considere oportunas. La oficina central de Asnef se encuentra en Madrid y también es posible contactar con la asociación vía telefónica o a través de su página web.

Pedir préstamos con Asnef es muy sencillo y rápido
Comentarios