lunes. 12.04.2021 |
El tiempo
lunes. 12.04.2021
El tiempo

Paja de trigo para proteger las zonas quemadas

La Consellería de Medio Rural ha continuado en las comarcas coruñesas de Porto do Son y Carnota, que padecieron importantes incendios forestales recientemente, las labores de protección del suelo con el lanzamiento de paja de trigo desde un helicóptero, una técnica denominada helimulching.

Durante la mañana, los trabajos se centraron en la zona de Ribasieira, en Porto do Son, donde se registró un incendio que quemó unas 600 hectáreas y, durante la tarde, los equipos se desplazaron a la zona de Carnota, que sufrió en el monte O Pindo un devastador fuego que arrasó unas 1.850 hectáreas.

Los trabajos fueron dirigidos por el Centro de Experimentación y Formación Agroforestal de Lourizán (Pontevedra), cuyo director, José Antonio Veiga, resaltó la importancia de actuar lo antes posible, para evitar la pérdida de suelo, y dijo que "Galicia lidera estas actuaciones de rehabilitación de emergencia".

Explicó que la técnica del mulching consiste en el depósito de paja sobre el terreno quemado para evitar su erosión por el efecto de las lluvias, favorecer su infiltración y frenar el desagüe que arrastraría la tierra ladera abajo, especialmente en la zona en que se trabajó por la tarde, con pendientes acusadas.

Además, los trabajos iniciados hoy y que continuarán en los próximos días contemplaron la limpieza de la red de drenajes, arroyos, cunetas, tajeas o pistas.

El director del centro de Lourizán explicó que también se están utilizando otros métodos de retención del suelo, como las barreras semipermeables elaboradas con fibra de coco, que es más flexible que la madera y se adapta mejor al terreno.

Dijo que ningún sistema es perfecto, pero los tratamientos ayudan a proteger el suelo, lo que consideró "un motivo de esperanza".

A pesar de encontrarse hoy en el lugar donde se llevan a cabo los trabajos, terrenos arrasados por las llamas, José Antonio Veiga señaló como positivo que cada vez hay más conciencia social sobre la importancia de los suelos, "un bien precioso, porque el suelo es vida, tarda miles de años en formarse y se puede perder en muy poco tiempo", subrayó.

Paja de trigo para proteger las zonas quemadas
Comentarios