martes. 13.04.2021 |
El tiempo
martes. 13.04.2021
El tiempo

Ourense y Pontevedra rechazan el borrador de los estatutos de la CEG

Antón Arias, a su llegada a la reunión
Antón Arias, a su llegada a la reunión
Ambas confederaciones atribuyen falsedades a la comunicación pública realizada por la patronal gallega

Las confederaciones de empresarios de Ourense y Pontevedra han mostrado este lunes su rechazo al borrador de reforma de estatutos en el que avanza la patronal gallega, al tiempo que han cargado contra su presidente, Antón Arias.

Ambas organizaciones, lideradas por José Manuel Pérez Canal y Jorge Cebreiros, respectivamente, atribuyen falsedades a la comunicación pública realizada por la CEG al término del comité ejecutivo. Además, critican que la presidencia avance en esta modificación "sin consenso".

Así, por un lado, la comisión permanente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP) ha rechazado por unanimidad la propuesta de modificación estatutaria planteada por Antón Arias, elaborada, según denuncia, sin su consenso.

Por su parte, la Confederación Empresarial de Ourense (CEO) asegura, a través de una nota de prensa, que "es radical y absolutamente falso" que haya planteado "ninguna exigencia ineludible, como dice la CEG, para apoyar cambios en los estatutos".

Los empresarios pontevedreses niegan que su secretario general haya participado en la elaboración del borrador de estatutos, mientras que los ourensanos afirman que el suyo "participó el pasado mes de mayo en una sola reunión para estudiar el alcance de la modificación de los estatutos de la CEG".

LA PROPUESTA DE OURENSE. En ese encuentro, según Ourense, esta confederación fue "la única organización que aportó un documento de trabajo para estudiar con el resto de organizaciones integrantes de la CEG".

En él proponía, en primer lugar, "que las sectoriales tuviesen, como mínimo, la representación equivalente a la de la confederación provincial que menos votos ostente en todos sus órganos de gobierno, incluyendo el comité ejecutivo, en el que ahora carecen de representación".

En segundo lugar planteó, según explica, "que la presidencia de la CEG tenga un carácter rotatorio por turnos de un año y que las sectoriales cuenten con un representante en la junta de vicepresidentes (lo cual les daría la opción de poder optar a la presidencia rotatoria de la CEG)".

En tercer término, en cuanto al régimen electoral, abogaba por "la limitación de delegación de votos por vocales a dos, de forma que cada vocal presente solo pueda llevar el voto de otros dos ausentes, (actualmente las delegaciones no tienen limitación alguna, lo cual restringe enormemente --según subraya-- la presencia física de los vocales en las asambleas)".

CAMBIOS "NO CUMUNICADOS". La confederación ourensana destaca que "después de ese encuentro nunca" ha vuelto a saber "nada referido a esta cuestión". "En septiembre, el secretario general de la CEG envió a las territoriales (y no a las sectoriales) otro documento que ha sido el que finalmente se ha llevado a la reunión de comité ejecutivo", resalta.

En este documento, según reprueba, "se habían llevado a cabo una serie de cambios fundamentales en los estatutos que no fueron consensuados y ni siquiera comunicados con el resto de organizaciones territoriales ni sectoriales".

Entre dichos cambios, alude a la fusión de los dos órganos de gobierno, junta directiva y comité ejecutivo en uno nuevo denominado consejo rector "con menos competencias"; posibilidad de voto por correo ordinario y electrónico "poco transparente y de difícil comprensión"; eliminación de los expresidentes de la junta directiva; supresión de los fines de la confederación en competencias sobre riesgos laborales, "etcétera".

Esta organización provincial añade que "hace unos días" conoció la intención de que tal documento fuese debatido en la reunión de la CEG convocada para este lunes. Y apunta que, "ante tal eventualidad, la CEO envió un escrito al presidente de la CEG mostrando su oposición a ese documento sobre la reforma de los estatutos, al considerar que debe ser sometido a una reflexión más detenida, profunda y participada con las organizaciones provinciales y las sectoriales, al objeto de obtener el mayor consenso posible".

De hecho, la junta directiva de la CEO ya había rechazado en su reunión del día 25, el borrador inicial aportado por el secretario de la CEG. "Ante la imposibilidad de asistir a la reunión del comité ejecutivo, se le comunicó al presidente de la CEG su rechazo al borrador de reforma estatutaria propuesto", incide.

Por último, la confederación empresarial de Ourense entiende que "atribuirle públicamente una posición que es falsa solo puede responder a una inaceptable estrategia de desestabilización intencionada y calculada con el objetivo de romper la posición común del resto de organizaciones que en absoluto comparten la gestión y rumbo que los actuales gestores de la patronal gallega".

SIN EL VISTO BUENO DE LA CEP. Por su parte, la comisión permanente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP) ha rechazado este lunes por unanimidad la propuesta de modificación estatutaria de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) planteada por Antón Arias, elaborada "sin" su consenso.

"Es falso que el borrador remitido desde la CEG la semana pasada sea fruto del consenso, ya que la confederación pontevedresa no ha dado su visto bueno en ningún momento ni ha realizado aportaciones", ha asegurado ante los integrantes de la comisión permanente Jorge Cebreiros, presidente de la CEP. 

Según destaca esta confederación a través de otro comunicado, Cebreiros subrayó que "es absolutamente falso que el secretario general de Pontevedra haya participado en su redacción, como se ha trasladado". 

Ourense y Pontevedra rechazan el borrador de los estatutos de la CEG
Comentarios