Os Peares, la paradoja del aislamiento

Un momento de la reunión de los vecinos con técnicos de Gas Natural para intentar frenar el cierre del principal acceso a los barrios del pueblo. Fotos: TOÑO PARGA
photo_camera Un momento de la reunión de los vecinos con técnicos de Gas Natural para intentar frenar el cierre del principal acceso a los barrios del pueblo. Fotos: TOÑO PARGA
Los vecinos de Os Peares, esa pequeña localidad bañaba por los ríos Miño y Sil, que pertenece a dos provincias y a cuatro ayuntamientos, se han vuelto a poner en pie de guerra. Están convencidos de que los ningunean desde siempre y han advertido de que no están dispuestos a continuar siendo la cenicienta del cuento.

LA REALIDAD SUELE superar a la ficción. Una de las series más de moda de la televisión es una llamada ‘La cúpula’. Se trata de un pueblo rodeado por una fuerza invisible que impide que nadie entre o salga de la localidad. Además, de vez en cuando, una fuerza misteriosa le hace la puñeta.

Si buscásemos algún paralelismo, por ejemplo, en la Ribeira Sacra enseguida nos acordaríamos de Os Peares. Un pequeño pueblo situado a orillas de los ríos Miño y Sil, donde confluyen ambos cauces, donde sus vecinos se reparten entre dos provincias, las de Lugo y Ourense, y por si fuese poco a cuatro ayuntamientos, sin hablar de la dos diputaciones y los otros tantos obispados que los administran en lo humano y lo divino.

Llevan años clamando

Consiga AQUÍ la información completa

Comentarios