Os Maios son cosa de niños y mayores

Niños del colegio Ferroviario, en el acto celebrado ayer en la Praza de España (Foto: Toño Parga)
photo_camera Niños del colegio Ferroviario, en el acto celebrado ayer en la Praza de España (Foto: Toño Parga)

La única localidad de la Ribeira Sacra en la que se mantiene la festividad de Os Maios es Monforte. Se trata de un acto que pretende ser un homenaje a la llegada de la primavera y que en otras partes de Galicia, como Ourense o Pontevedra, tiene una gran tradición.

En la ciudad del Cabe se celebra desde hace más de veinte años gracias a la labor desarrollada desde la concejalía de Cultura. Todos los ediles que estuvieron al frente de esta área municipal se preocuparon de que tal tradición no se perdiese, algo en lo que los centros de enseñanza, sobe todo, han echado siempre una mano, sumándose ahora los mayores del centro de la tercera edad que hay en el Paseo do Malecón, los del centro de día municipal y el colectivo de apoyo a los enfermos mentales Albores.

El encuentro de Os Maios celebrado ayer en la Praza de España, fue seguido por mucho público. En este céntrico espacio público de la ciudad fue donde se concentraron seis de los siete participantes (los de Albores no pudieron acudir por el gran tamaño de su maio), que este año no recibieron ninguna gratificación económica por su concurrencia debido a la crisis económica.

Y es que el Ayuntamiento, al igual que ha hecho con el certamen municipal de teatro para centros de enseñanza, decidió retirar los 1.000 euros que se repartían en galardones.

La edil de Cultura, Alicia Cadarso, agradeció que a pesar de este hecho puntual, la falta de premios, hubiese tantos maios como en ediciones anteriores, al tiempo que reconoció la gran labor que en la permanencia de esta tradición realizan los centros de enseñanzas y otros colectivos sociales.

Este año participaron los niños de los colegios Ferroviario, Escolapios, Fundación Torre de Lemos y A Gándara.

El maio del centro escolapio estaba referido a la figura del homenajeado por el Día das Letras galegas, Lois Pereiro; destacando la reproducción de una locomotora que con flores y plantas realizaron los mayores del centro de día.

Coplas

Cuatro fueron los colectivos que se presentaron al certamen de coplas y que en Monforte, al igual que en el Enterro da Sardiña, tienen cierto sentido satírico y jocoso. Los niños de los Escolapios hablaron del séptimo conde de Lemos, de la disolución del cuerpo municipal de bomberos, de los que dijeron que ahora trabajarán «de gaiteiros»; de Lucía Perez, la representante española en Eurovisión, y de las elecciones municipales. Los de la Fundación Torre de Lemos también echaron mano de los comicios, de la crisis económica y de los partidos entre el Real Madrid y el Barcelona, mientras que los de A Gándara recurrieron a Lois Pereiro y al idioma gallego.

Por su parte, los mayores de la residencia de O Malecón fueron menos críticos y cantaron sobre el medio ambiente.

Comentarios