miércoles. 01.12.2021 |
El tiempo
miércoles. 01.12.2021
El tiempo

Oceana ve dos áreas de la comarca apropiadas para su protección

Zona de O Vicedo y Estaca de Bares, al fondo, desde la Illa Coelleira (Foto: José Mª Álvez)
Zona de O Vicedo y Estaca de Bares, al fondo, desde la Illa Coelleira (Foto: José Mª Álvez)

La organización para la conservación y defensa de los océanos y mares, Oceana, incluye dos zonas marinas de la comarca, como son la Estaca de Bares y la barra frente a la ría de Viveiro, entre los 25 hábitats marinos de España, Portugal y Mar Báltico que, una vez analizados, la asociación conservacionista considera susceptibles de protección.

Científicos e investigadores de Noruega, Reino Unido, Francia, Suecia, Alemania y España reunidos hace varias semanas en la localidad noruega de Bergen debatieron sobre la existencia en aguas del Atlántico Noreste de hábitats marinos de gran importancia que se encuentran en peligro de desaparecer o en grave retroceso. Durante el encuentro, organizado bajo el convenio Ospar (Comisión para la protección y conservación del Noreste Atlántico), Oceana presentó un total de 25 hábitats de España y Portugal y tres más en el Baltico, que una vez explorados y documentados por varias expediciones de Oceana, «demuestran la necesidad de protección».

Flora y fauna

La flora y fauna de estos lugares fueron documentados por Oceana con la ayuda de un robot submarino que trabaja a profundidades de hasta 700 metros. Entre los hallazgos documentados por esta organización se encuentran impresionantes jardines mixtos de gorgonias, bosques de corales árbol, campos de esponjas ‘sombrero mexicano’, comunidades dominadas por esponjas ‘champiñón’ o fondos fangosos ocupados por plumas de mar.

Protección

Desde Oceana indican que países como Noruega, Reino Unido o Alemania han realizado grandes esfuerzos en estudiar la biodiversidad marina de importantes hábitat en sus aguas. Sin embargo, estados como Portugal y España, han invertido mucho menos esfuerzo en generar este conocimiento, lo que va asociado con la falta de una adecuada gestión y protección de su riqueza marina. «Ya es hora de que la biodiversidad de estos países se ponga en valor y se incorpore a los listados internacionales», señala Ricardo Aguilar, director de investigación de Oceana Europa.

El Convenio OSPAR obliga los países del norte de Europa a crear para el año 2012 una red coherente de áreas marinas protegidas, así como adoptar medidas específicas de gestión enfocadas a la conservación y recuperación de numerosas especies y hábitats que se encuentran en peligro en aguas europeas. «Por este motivo la labor que desarrolla este convenio es imprescindible para el equilibrio de los ecosistemas oceánicos».

Los hallazgos realizados por Oceana permitirán a España y Portugal crear nuevas áreas marinas protegidas y avanzar en el cumplimiento de la normativa y acuerdos internacionales en la materia de conservación marítima explica la científica Ana Torrente. «Hasta ahora estos países se han excusado en que la falta de información científica les ha impedido decidir sobre los lugares idóneos para establecer reservas. Este claro retroceso debe ser subsanado con urgencia para ponerse así a altura del resto de los países europeos».

  • Zonas de interés repartidas por España y Portugal

La montaña submarina Gorringe y la zona costera frente al Cabo San Vicente, en aguas portuguesas, junto con ballena de Sonabia en Cantabria, Islas Sisargas en Galicia, el Cabo de Peñas en Asturias, el cañón de Capbretón y el Golfo de Cádiz, en aguas españolas, han sido algunos de los lugares que los científicos de Oceana han destacado e incluido en un informe por albergar importantes ecosistemas que sería importante conservar

  • Preservación

De la conservación de estos enclaves deteriorados, algunos de ellos, por la pesca o la contaminación, dependen numerosas especies, muchas de ellas de alto valor comercial.

Oceana ve dos áreas de la comarca apropiadas para su protección
Comentarios