O Torno en Cervo y las playas ribadenses de As Catedrais y Os Castros ya lucen bandera azul

El buen tiempo del fin de semana llena los arenales de A Mariña de cientos de bañistas
Izado de la bandera azul en la playa cervense de O Torno, en San Cibrao.
photo_camera Izado de la bandera azul en la playa cervense de O Torno, en San Cibrao.

Las playas ribadenses de As Catedrais y Os Castros-As Illas, esta última incluida en la red de playas sin humo, al igual que O Torno de San Cibrao fueron el sábado el escenario del acto de izado de las banderas azules y de Q de calidad, que certifican el buen estado de estos arenales.

El alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez Barcia, presidió el acto, en el que también estuvieron los concejales de medio marino, turismo y limpieza viaria, que son Paz Ermida, Ana Martínez y Jorge Díaz, respectivamente, además de informadores turísticos de As Catedrais y "socorristas e persoal sanitario que fan fronte a este tropel de visitantes que temos", reseñó el regidor.

Como anécdota del acto en As Catedrais, Suárez Barcia invitó a tocar durante el izado de la bandera al gaiteiro que se gana la vida en la playa y que ahora no tiene permitido bajar a la arena. "Non lle deixan tocar abaixo, nin que foran caer As Catedrais polo son da gaita", apostilló el regidor, que pidió al músico que tocase la marcha del antiguo reino de Galicia.

El Concello de Cervo también eligió la jornada del sábado para izar la bandera azul de O Torno, una labor en la que participaron el alcalde, Alfonso Villares, y la concejala de Medio Ambiente, Manuela Méndez, quien destacó que este arenal cuenta además con el distintivo Ecoplaya, "que significa que a calidade das augas, os equipamentos e demais servizos son os óptimos", dijo.

La edila añadió que el Concello "séntese moi orgulloso de seguir sumando galardóns" para sus arenales y apuntó a un objetivo: "Converter o noso concello nun lugar onde o medio ambiente sexa o noso punto forte. Sabemos que aínda quedan moitas cousas por facer, pero seguro que co esforzo de todos ímolo conseguir".

Las playas mariñanas, en plena temporada alta y con un tiempo espléndido este fin de semana, recibieron el sábado a cientos de visitantes, especialmente la de As Catedrais, en Ribadeo, un destino que no pasa inadvertido a la hora de programar las vacaciones.

El tirón es indudable y la obligación de reservar plaza para visitar el arenal no supone un impedimento, según comentaban en la misma playa algunos turistas. "La medida de limitación de accesos me parece acertada para conservarla y evitar las aglomeraciones", decía Javier Collado de Valladolid, la misma ciudad de Marta Monreal, a quien muchos conocidos habían hablado de As Catedrais y señalaba que "al ser una reserva natural es un destino muy demandado". "A los visitantes no les molesta tener que reservar plaza, entienden perfectamente que es un sitio protegido", decía Beatriz Rodríguez.

Más en Noticias
Comentarios